La junta directiva de la empresa mixta Petropiar S.A. aprobó la designación de Martin Philipsen como nuevo gerente general para la organización, nombramiento que se hizo efectivo desde el pasado 8 de diciembre de 2022.

Philipsen es también el actual gerente general de la norteamericana Chevron en Venezuela y sería la primera vez que un funcionario venezolano no se encarga de la gerencia de una empresa petrolera en conjunto, debido a que las leyes venezolanas establecen que Pdvsa debe mantener la mayoría accionaria.

Anteriormente, este cargo ha estado en manos de José Gregorio Quijada, Edward José Pérez, Aníbal Velásquez, entre otros, varios de ellos también incursos en hechos de corrupción ejecutados en la empresa mixta que tiene en su haber un mejorador de crudo en el estado Anzoátegui.

«Todas las gerencias de primera línea le reportarán al gerente general, quien a su vez reportará a la Junta Directiva de la empresa mixta», se indicó en un comunicado emitido por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) visto por TalCual.

Philipsen es graduado en Ingeniería de la Universidad Boschveld en Eindhoven, Holanda y cuenta con una maestría en Ingeniería de Producción y Energía de la Universidad Tecnológica de Eindhoven y otra en Economía y Gestión Empresarial en el Instituto Francés de Petróleo.

Tuvo la oportunidad de trabajar hasta el año 2012 en la empresa mixta PetroBoscán en el área de producción y luego ha tenido asignaciones en Colombia y Brasil como Gerente de Operaciones de Chevron.

«La decisión de selección se basó en el conocimiento general del negocio, las capacidades de liderazgo, las habilidades de manejar relaciones con clientes críticos internos y externos y la capacidad de generar resultados para el negocio. ¡Felicitamos al Sr. Philipsen y brindemos todo nuestro apoyo para su éxito en esta nueva función!»,  indicó Pdvsa en el comunicado emanado por la Secretaría General de Entes Corporativos.

En diciembre pasado, la agencia de noticias Argus había informado que Chevron asumiría el control operativo de empresa mixta Petropiar en la Faja del Orinoco, así como de su mejorador de crudo, por lo que el nombramiento de Philipsen va en línea con esta información.

La junta directiva de la empresa mixta Petropiar también aprobó las siguientes designaciones:

Gerente Técnico y de Operaciones – Viviana Saenz
Gerente de Mejoramiento – Manuel Ruza
Gerente de Administración y Finanzas – Carlos Miranda
Gerente de Contratación – Armando Castelli
Gerencia de Procura – Armando Castelli
Gerente de Recursos Humanos – Loy Valbuena
Gerente de Ingeniería de Costos – Orlimary Duran
Gerente Legal – Maricel Fermín
Gerente Relaciones Externas – Fanny Velasquez
Gerente de Asuntos Públicos – Clariseth Dallas
Gerente de Inversión Social – Jose Luis Rodriguez
Gerente de Seguridad Integral (DSI) – Anderson Méndez
Gerente de Planificación – Angel Guerrero

En los primeros días de diciembre de 2022, representantes del Ministerio de Petróleo, Pdvsa y Chevron Venezuela firmaron cuatro contratos para iniciar operaciones en sus cuatro empresas mixtas: Petroboscán, Petroindependiente, Petropiar y Petroindependencia. Esto luego que el Departamento del Tesoro norteamericano aprobara una nueva licencia a Chevron con la cual se le permite ampliar sus operaciones en el país.

Hasta la fecha se desconocen los detalles sobre los acuerdos alcanzados, y los cuales se han ido develando a cuentas gotas, pero ya la compañía inició las labores para enviar petróleo a sus refinerías ubicadas en el Golfo de México. Por otra parte, de acuerdo a lo último que se conoce de la propiedad sobre Petropiar, el 70% de las acciones se encuentra en manos de la estatal venezolana Pdvsa y el 30% en Chevron, por lo que se está a la espera sobre si la norteamericana amplió o ampliará su participación.

Justamente este martes 4 de enero, el CEO y presidente de Chevron, Mike Wirth recordó en una entrevista televisiva a Bloomberg que la petrolera es la única empresa estadounidense que tiene presencia en Venezuela. Explicó que aunque la licencia alivia las sanciones, aún requieren tiempo para aumentar la producción en el país.

«Las refinerías de la Costa del Golfo en realidad fueron diseñadas para procesar el crudo que sale de Venezuela. Así que veremos un flujo de petróleo hacia Estados Unidos y obtendremos un poco de efectivo. Nos deben algo de dinero por préstamos y cosas que hemos hecho a lo largo de los años allí. Así que este es un primer paso para ser potencialmente seguido por otros», dijo Wirth a Bloomberg.

Con información de TalCual

Únete a nuestro canal de Telegram, información sin censura: https://t.me/canal800noticias