Montecito, la comunidad de California donde viven numerosos famosos, incluidos el príncipe Harry y Meghan Markle, Oprah Winfrey y Ellen DeGeneres, recibió una orden de evacuación el lunes por las intensas lluvias e inundaciones que ya dejaron 17 muertos en California.

El condado de Santa Bárbara pidió la evacuación de Montecito, una comunidad costera que enfrenta inundaciones y deslizamientos de tierra.

La tormenta se produce exactamente cinco años después de que un deslizamiento de tierra mortal matara a 23 personas y destruyera más de 100 viviendas en la comunidad de las celebridades.

La zona de evacuación de Montecito se encuentra entre las 17 regiones de California donde las autoridades temen que una serie de aguaceros torrenciales desde fines de diciembre pueda desencadenar cascadas letales de lodo, rocas y otros escombros en las laderas despojadas de vegetación por incendios forestales anteriores.

Otras celebridades con casas en Montecito incluyen a Oprah Winfrey, Jennifer Aniston, quien compró una propiedad de Oprah por USD 14,8 millones en septiembre, Gwyneth Paltrow, Rob Lowe y Adam Levine, líder de la banda Maroon 5.

DeGeneres publicó este lunes un video parada bajo la lluvia junto a un fuerte torrente de agua y barro que fluye a través de lo que describió como un lecho de un arroyo normalmente seco cerca de su propiedad en Montecito, California.

La comediante tuiteó que le habían aconsejado “refugiarse en el lugar” en lugar de evacuar, ya que su casa estaba en un terreno más alto.

“Necesitamos ser más amables con la Madre Naturaleza, porque la Madre Naturaleza no está contenta con nosotros”, dijo en el video. “Hagamos nuestra parte. Manténganse a salvo, todos”.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que se espera que la lluvia continúe hasta este martes después de arrojar hasta 35,5 centímetros en zonas más altas del centro y sur de California. Después de un breve respiro, se espera que otra tormenta llegue al estado en unos pocos días, lo que puede aumentar los problemas y saturar aún más las áreas ya amenazadas con inundaciones y flujos de escombros.

“Las fuertes lluvias adicionales del martes exacerbarán las inundaciones en curso y continuarán con el riesgo de inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra, especialmente en las regiones con incendios recientes”, dijo el servicio meteorológico.

Los meteorólogos también advirtieron que California podría registrar ráfagas de viento de 97 kilómetros (60 millas) por hora en el apogeo de la tormenta, y algunas zonas podrían recibir precipitaciones de 12,7 milímetros (media pulgada) por hora.

Las autoridades de autopistas estatales de California indicaron el lunes por la noche que partes de la red de autopistas estatal y federal estaban cortadas por inundaciones, aludes de rocas o lodo, fuertes nevadas o autos y camiones accidentados. Los cierres incluían los carriles al norte de la autopista federal 101, una crucial ruta costera, y secciones de la ruta federal 6 y la estatal 168.

La última de una serie de tormentas del Pacífico a las que se atribuyen al menos 14 muertes azotó a California el lunes, lo que provocó la evacuación de unas 25.000 personas, incluida toda la ciudad de Montecito y áreas cercanas de la costa de Santa Bárbara, debido a los mayores riesgos de inundaciones y deslizamientos de tierra.

Por Infobae 

Únete a nuestro canal de Telegram, información sin censura: https://t.me/canal800noticias