Al menos ocho escuelas del municipio Guajira, en el estado Zulia, elevaron su voz de protesta desde la parroquia Sinamaica para exigir salarios justos.

Con pancartas alusivas a las reivindicaciones salariales, los maestros de la Guajira salieron a las calles para manifestar sus quejas y su preocupación ante el alza del dólar que pulverizó aún más el sueldo de todos los maestros del país.

A esta protesta se unieron los padres y representantes de la Guajira, quienes manifestaron que no dejarán a solas a los docentes en su lucha.

El señor Douglas Antonio Sánchez, representante de la Unidad Educativa Católica “San Francisco de Asís”, afirmó que acompañan en esta lucha por los maestros porque ellos merecen devengar un sueldo digno y justo para vivir en condiciones de calidad, aun cuando no se puede obviar la situación del país.

“Esto me compete a mí también, aunque no soy maestro. Queremos que los maestros tengan un sueldo digno, que tengan todas las facilidades para que puedan mantener una estabilidad laboral y un buen ambiente de trabajo. Eso coadyuva a que mi representada tenga un buen nivel. Los maestros son seres humanos también que tienen sus necesidades. Viven el día a día y aún así ellos nunca se han negado a impartir la enseñanza a nuestro representado”, expresó.

El señor Sánchez también señaló su molestia porque ni el gobierno nacional, el gobierno regional y “menos” el gobierno municipal “le echa una mirada a esta situación”.

“Es por ello que los muchachos, las maestras. maestros, profesores y profesoras están en la calle junto a los representantes. Estamos prestos y dispuestos a compartir con ellos todas las ayudas, las vicisitudes, las penas y la gloria que pueden tener. Los representantes estamos allí”, aseveró.

El sueldo del maestro no alcanza para “ni siquiera un almuerzo”

El docente Jorge González señaló que las jornadas de protestas seguirán porque los maestros están dispuestos a abogar por un salario digno porque actualmente lo que cobran cada mes no les alcanza para “ni siquiera un almuerzo”. Por esta razón, van a estar “protestando pacíficamente bajo el artículo 68” de la Constitución de Venezuela, el cual establece que los ciudadanos tienen derecho a manifestar pacíficamente.

“Sumergidos en el olvido”

Por su parte, una maestra declaró que esta lucha va más allá de un sueldo. Los docentes buscan una mejor condición de vida para seguir preparando a la generación del mañana y no dejar de impartir a la sociedad conocimiento y calidad educativa.

“¿Cómo podemos vivir tantos años bajo esta incertidumbre, en esta situación tan difícil para nosotros, para la sociedad, para nuestra familia? Hay que seguir adelante y por eso estaba aquí luchando. Estamos exigiendo una calidad de vida. Nos tienen ahorita tan sumergidos en el olvido”, manifestó.

Con información de Radio Fe y Alegría.