Dos grupos de inmigrantes, de al menos 25 y 19 personas, respectivamente, alcanzaron este martes diferentes puntos del litoral floridano y se encuentran bajo custodia de las autoridades, pocos días después de que el gobernador, Ron DeSantis, declarara el estado de emergencia para frenar la «afluencia de migrantes».

Un primer grupo de al menos 25 personas desembarcó esta tarde en una playa de Fort Lauderdale, al norte de Miami, y las autoridades «detuvieron a algunos de ellos y localizaron la embarcación», recogió el diario Sun Sentinel.

El segundo grupo, integrado por inmigrantes cubanos, arribó esta mañana en una precaria embarcación a una playa de Key Colony, en el extremo sur de Florida y al menos 19 fueron detenidos.

«Los agentes de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. y agentes de la Policía respondieron a un desembarco de migrantes en una playa de Key Colony y se encontraron con 19 cubanos», señaló en las redes sociales Walter N. Slosar, jefe de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza del Sector Miami.

Slosar informó además en un tuit que el lunes la Guardia Costera estadounidense repatrió a 273 cubanos producto de varias interceptaciones en el mar, la mayor parte en el Estrecho de Florida.

La División de Manejo de Emergencias de Florida (FDEM, en inglés) advirtió este martes del aumento de recursos materiales y humanos en respuesta al «nivel sin precedentes de desembarcos de migrantes en las costas», y tras la decisión de DeSantis de declarar el estado de emergencia.

La semana pasada, DeSantis declaró el estado de emergencia y desplegó la Guardia Nacional, a raíz de la llegada de numerosos emigrantes cubanos y haitianos por vía marítima a este estado sureño.

Citó DeSantis los recientes desembarcos de más de 400 personas en las playas del Parque Nacional de Dry Tortugas, en los Cayos de Florida.

La medida del gobernador de Florida permite movilizar tropas de la Guardia Nacional y destinar amplios y nuevos recursos estatales para enfrentar la ola migratoria que afecta al sur del estado.

La FDEM indicó en el comunicado que, a fecha de hoy, «se han identificado más de 300 embarcaciones para remoción con 299 desembarques y 5.184 inmigrantes».

Según esta división, la Guardia Nacional ha movilizado 12 aeronaves o «activos aéreos» y desplegado entre 100 y 150 miembros de esta fuerza de reserva, constituida por voluntarios, para ayudar a los guardacostas.

El senador republicano de origen cubano Marco Rubio responsabilizó este martes de la nueva ola migratoria, sobre todo de cubanos y haitianos, a «las políticas de inmigración fallidas» del presidente estadounidense, Joe Biden.

Rubio se reunió este martes con mandos de la Guardia Costera de EE.UU. y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), entre otras instituciones, y dijo, tras elogiar la «dedicación» de los guardacostas, que «ellos no pueden hacerlo solos» y que la Administración de Biden «debe tomar medidas para hacer cumplir la ley».

Solo entre el 30 de diciembre y el 5 de enero pasados «más de 1.100 cubanos y haitianos llegaron a los Cayos de Florida», en el extremo sur de este estado, alertó Rubio.

En lo que va del año fiscal 2023, que comenzó el pasado 1 de octubre, los guardacostas estadounidenses han interceptado ya a 4.915 inmigrantes cubanos en aguas del Estrecho de Florida, comparado con los 6.182 interceptados durante todo 2022.

En los periodos fiscales de 2021 y 2019 fueron interceptados 838 y 49 cubanos, respectivamente. EFE

Únete a nuestro canal de Telegram, información sin censura: https://t.me/canal800noticias