La administración de Nicolás Maduro y la Unesco expresaron este jueves su deseo de «abrir nuevas y ampliadas perspectivas de cooperación» bilateral, tras un encuentro entre la directora general de la organización, Audrey Azoulay, y el representante venezolano ante esa instancia, Rodulfo Pérez.

En una nota de prensa, la Cancillería chavista informó que Pérez presentó sus cartas credenciales como representante permanente ante Azoulay, quien «enfatizó el deseo del organismo bajo su dirección de abrir nuevas y ampliadas perspectivas de cooperación» con la nación petrolera.

Por su parte, Pérez manifestó la voluntad de la gestión de Maduro de «seguir trabajando estrechamente con ese organismo del Sistema de Naciones Unidas en temas de interés mutuo».

Además, habló sobre la importancia que afirmó le ha dado el Ejecutivo venezolano a la protección del medioambiente y a la participación del país en el programa «El Hombre y la Biósfera» que desarrolla la Unesco.

Durante el encuentro, las autoridades «abordaron además variados temas de la agenda conjunta, en especial las obras de restauración y preservación de la Ciudad Universitaria de Caracas», inscrita en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco.

El pasado noviembre el entonces canciller Carlos Faría se reunió con el director de la oficina de la Unesco en Quito y representante para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, Julio Carranza, para evaluar la agenda de cooperación en materia educativa, científica y tecnológica.

En ese encuentro, las autoridades acordaron el respaldo de la Unesco a la convocatoria del concurso para la reparación de un pasillo de la Universidad Central de Venezuela (UCV), además de acciones sobre la calidad de la educación y temas vinculados a la salvaguarda del patrimonio nacional. EFE

Únete a nuestro canal de Telegram, información sin censura: https://t.me/canal800noticias