Cardenal Porras. La Inmaculada nos llama a construir el bien, la solidaridad y la tolerancia

Dic 8, 2022 | Información General

María, es la privilegiada, la que usa su prerrogativa solo para servir, dándonos un ejemplo a seguir en estas efemérides que ahora nos ocupan, dijo el Arzobispo de Mérida Baltazar Cardenal Porras al celebrar la solemnidad de La Inmaculada Concepción de la Basílica Menor Catedral de Mérida.

Mérida / Especial.- “Pidamos hoy que al contemplar estas imágenes de María, traídas por nuestros mayores, sepamos ver en ellas el rostro de nuestros hermanos más necesitados”, imploró su eminencia Baltazar Cardenal Porras, en la homilía de la eucaristía celebrada este jueves 8 de diciembre, en la Basílica Menor Catedral de Mérida, al oficiar la fiesta de la Inmaculada Concepción, Patrona de la Arquidiócesis merideña.

Esta solemnidad se enmarca este año, en el primer centenario de la elevación a Arquidiócesis de Mérida, recordó el príncipe de la iglesia, quien puntualizó que Mérida está bajo el patronazgo de La Inmaculada Concepción por voluntad de los monarcas españoles y que en este año, especialmente se encuentra dentro del tiempo del adviento, representando una oportunidad de renovación para todos y para nuestra propia fe.

Al referirse a la conmemoración de haber sido elevada Mérida al rango eclesiástico de Arquidiócesis, aseguró que es un reflejo que “representa un compromiso, un servicio que marca una historia, la misma que en medio de los vaivenes y las vicisitudes, deben hacerse presentes en el sentido de la fe”.

Pidió una oración por el Obispo Fundador, Fray Juan Ramos de Lora, quien supo sentar las bases de una iglesia local, recogiendo sus necesidades, centrándolas en la formación, y señaló que actualmente, la formación, que debe ser permanente, “corre peligro al verse atacada por la propaganda y la manipulación que nos hace perder el rumbo y no nos da sentido, sino que nos lleva por lo que otros intereses nos ponen por delante”.

Su reflexión la presentó a la luz de la imagen de María, sobre todo en este tiempo de Adviento, “el cual representa vida, logrando una conjunción entre lo que somos y lo que están a nuestro alrededor para que se puedan dar todas aquellas condiciones que nos permitan crecer con un sentido mayor de igualdad y solidaridad, que es la única que nos hace superar las injusticias, y que nos lleva por el auténtico camino de la paz y el progreso”.

Finalmente, llamó a que en esta navidad se viva con miras a “construir el bien, la fraternidad, la solidaridad y la tolerancia, valores auténticos que nos permiten tener una vida en familia y en armonía”, en la búsqueda de un servicio caritativo en medio de las limitaciones de cada uno. /Euro Lobo /CNP: 12.112