La francesa Stephanie Frappart hizo historia este martes en Qatar al convertirse en la primera mujer en arbitrar un partido del Mundial masculino.

Frappart saltó al campo como cuarto árbitro en el choque del Grupo C en el que México y Polonia igualaron sin goles.

De acuerdo con el recuento de AP, la europea ya había dirigido partidos de la clasificación mundialista y choques en la Champions League. Además, arbitró la final de la Copa del Mundo femenina de 2019 y la final de la Copa de Francia de este año.

Aún se espera el debut de la japonesa Yamashita Yoshimi y Salima Mukansanga, de Ruanda, que también hacen parte de la lista de 36 árbitros que están trabajarán en la Copa del Mundo.

La presencia femenina también se extiende a los jueces de línea, donde están la brasileña Neuza Back, la mexicana Karen Díaz Medina y la estadounidense Kathryn Nesbitt.

Con información de Líder

Únete a nuestro canal de Telegram, información sin censura: https://t.me/canal800noticias