La Virgen del Socorro ha acompañado toda la historia de la ciudad de Valencia en Venezuela, la imagen está en la catedral desde hace 400 años.

La Virgen del Socorro de Valencia es una advocación cuyas raíces vienen del sur de España por eso sus fieles lo celebran con actividades culturales tanto de España como de Venezuela.

Las actividades en su honor comienzan la última semana de octubre con lo que se conoce como el Besamanos; este es un momento muy importante porque la Virgen del Socorro esta en su capilla y la colocan de tal forma que los fieles pueden acercarse y estar cara cara con ella, es un momento como de intimidad de los fieles con ella, es la única vez en el año que la Virgen adopta  esa cercanía dentro de la catedral.

La fiesta se celebra el 13 de noviembre porque en el año 1910 se convirtió en la primera imagen coronada canónicamente en Venezuela. Ese año de 1910 diversas partes de Venezuela estaban azoladas por la peste, sin embargo, el entonces arzobispo de Barquisimeto monseñor Felipe Alvarado presidió la ceremonia celebrada con gran pompa para cumplir con el mandato del Papa Pío X de coronarla.

La precariedad del momento hizo que la ceremonia se realizara en un templete, una especie de kiosko colocado en la Plaza Bolívar, hubocañonazos, repique de campanas, acordes de música y sobre todo la aclamación del pueblo emocionado.

Este año 2022, el 13 de noviembre, Día de la solemnidad de Nuestra Señora del Socorro fue domingo y a las 9 de la mañana fue trasladada hasta el fórum donde a las 10 de la mañana se realizó una entrada espectacular en medio de aplausos y vítores de las miles de personas presentes, allí se realizó la misa solemne encabezada por el Cardenal Baltazar Porras, quien envió un saludo afectuoso a Monseñor Reinaldo del Prette, quien por razones de salud no pudo estar en la celebración.

Acompañaron esta celebración Monseñor Tulio Ramírez Padilla, obispo de Guarenas, Monseñor Saúl Figueroa, obispo de Puerto Cabello, Monseñor Purito Rodríguez, obispo de San Carlos, José Ramón Linares obispo emérito de Cumaná, Monseñor Jesús Martínez, obispo emérito de San Félipe y todos los sacerdotes del clero diocesano.

Unos años antes en 2010, el Papa Benedicto XVI, con motivo del centenario de la coronación le otorgó la Rosa de Oro a la Virgen del Socorro, esto es muy significativo porque se trata de una distinción otorgada exclusivamente por el Papa a personalidades católicas preminentes, generalmente a emperadores, emperatrices, reyes y reinas y algunas advocaciones de la Virgen María.

En los últimos años La Rosa de Oro ha sido entregada solamente a algunos lugares de peregrinación y santuarios marianos, la Virgen del Socorro de Valencia es la única que la posee en Venezuela, el cardenal Jorge Urosa Savino fue el encargado de parte del Papa Benedicto 16 de entregársela solemnemente.

Complementemos nuestra devoción a la Virgen del Socorro rezando un rosario para que ella lleve de nuestras peticiones a Dios, porque sabemos que ella es la madre de Dios y que con Dios ¡siempre ganamos!

Por: María García de Fleury