La falta de poder adquisitivo en los tachirenses, ha provocado que durante los últimos años muchas agencias de festejos hayan tenido que migrar y otros, tengan que reinventarse para poder subsistir.

Aunque dueños y trabajadores de estos comercios aseguran que muchos han tenido que cerrar, dicen que los que quedan se han mantenido gracias a eventos grandes contratados por organismos públicos y privados quienes son sus mayores clientes.

Los festejos que tienen años en este negocio, han tenido que adaptarse a las nuevas tendencias para ir de la mano con la competitividad. Muchos de ellos, ven en la celebración de «baby gender reveal» o revelación de sexo como lo conocemos en español, como uno de las oportunidades de seguir subsistiendo ya que aseguran que las fiestas infantiles, los matrimonios y hasta los 15 años han disminuido.

Amplíe la información en La Prensa Táchira

Únete a nuestro canal de telegram, información sin censura: https://t.me/canal800noticias