El sedentarismo provocará 500 millones de enfermedades en 10 años

Oct 19, 2022 | Salud

Es el escenario si no se cambia la tendencia actual. Por ello este estudio publicado en The Lancet y auspiciado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es también una advertencia. Entre 2020 y 2030, el sedentarismo o inactividad física provocará 500 millones de enfermedades no transmisibles en todo el mundo, con un coste anual estimado en más de 27.000 millones de euros.

La hipertensión y la depresión serán las dos enfermedades que dejarán más casos de las siete analizadas cuya aparición está más relacionada con el sedentarismo. Además de estas dos, la investigación de la OMS analizó los costes directos para el sistema sanitario de la cardiopatía, ictus, diabetes tipo 2, cáncer (de mama, colon, vejiga, endometrio, esófago, estómago y riñón) y depresión.

El informe global sobre la actividad física de la OMS pone sobre la mesa los altos niveles de inactividad física: en todo el mundo el 81% de los adolescentes y el 27,5% de los adultos no cumplen con las recomendaciones mínimas establecidas. Estas son para los adultos, al menos 150 minutos de actividad moderada o 75 de actividad física de intensidad vigorosa, o una combinación equivalente a lo largo de la semana.

Los países de ingresos medios y bajos, los peor parados

Los países de ingresos medios y bajos sufrirán más casos, tres de cada cuatro se darán en ellos. Las regiones del Pacífico Occidental y el Sudeste Asiático concentrarán el 25% y el 21% de los casos respectivamente, según revela el informe de la OMS.

Pese a que solo representarían el 26% de los casos, a los países de ingresos altos se relaciona el 63% de los costes económicos de estas enfermedades causadas por el sedentarismo. La mayor carga económica pesaría sobre Europa (31%), seguido de la región americana (26%).

Una mala situación de partida

El informe recoge datos de 194 países y muestran un panorama de poca progresión en la lucha contra la inactividad física. El análisis refleja que menos de la mitad de los países tienen una política nacional de actividad física y que de ellos, menos del 40% son operativos.

Aún menos – el 30% – tiene directrices nacionales de actividad física orientados a todos los grupos de edad. Casi todos los países tienen algún sistema de seguimiento de la actividad física de los adultos, pero solo el 75% sigue la de los adolescentes y menos del 30% sigue la actividad física de los menores de cinco años.

En relación a políticas que podrían fomentar el transporte activo y sostenible, poco más del 40% cuenta vías que fomenten y hagan más seguros los desplazamientos a pie y en bicicleta.

La rentabilidad de luchar contra el sedentarismo

La OMS asegura en su informe que «pocas áreas en salud pública tienen un coste efectividad tan alto como la actividad física». Hay estudios que afirman que «un euro invertido de forma exclusiva en promoción deportiva produce un ahorro aproximado de 50 euros en gastos sanitarios acumulados durante 15 años», según un estudio referenciado por el Consejo General de la Actividad Física y Deportiva de

El informe pone sobre la mesa que aunque algunos países siguen ya el plan de acción mundial de la OMS para la promoción de la actividad física (Gappa) 2018-2030 pero que las acciones han sido bajos y con resultados pequeños en progresión global. Afirma que solo dos de las políticas del plan se han implementado globalmente, la introducción de la vigilancia de la actividad física para todas las edades y el diseño de planes orientados a crear caminos seguros para ciclistas y peatones.

Con información de El Indepediente

 Únete a nuestro canal de Telegram, información sin censura: https://t.me/canal800noticias