Contrabando de papa amenaza con arruinar a productores nacionales

Sep 4, 2022 | Nacionales

Crisis y pérdidas son dos palabras que definen la situación actual de los productores venezolanos, quienes luchan para sacar sus cosechas. Los trabajadores del campo sostienen que el contrabando desde Colombia minimiza los esfuerzos realizados a diario, pues son vendidos a precios inferiores que las hortalizas nacionales, reseña un reportaje de El Pitazo.

El ingreso de estos alimentos desde Colombia hace que los productores no puedan competir contra los productos ilegales, que son traídos a Venezuela por trochas o caminos verdes. “Los contrabandistas no son sometidos a extorsiones en las vías hacia otros estados del país, mientras que los ferieros deben pagar hasta 10 dólares por alcabalas”, refirió Adalberto Mendoza, productor andino.

Actualmente el principal problema que tienen los productores es con el contrabando de papa. En los estados Táchira, Mérida y Trujillo se produce en mayor cantidad y los campesinos sufren las consecuencias del tránsito ilegal del tubérculo, porque sus cosechas no son adquiridas por los ferieros o vendedores, que prefieren vender la colombiana por la diferencia de precios. Esto se debe a que en Colombia los campesinos reciben subsidios del Estado desde octubre de 2020, por lo que sus costos de producción resultan menores.

El productor agrícola Alfonso Morales, oriundo del estado Mérida, explicó que el contrabando no es solo de papa, sino también de otros rubros, sin embargo, esta es la situación más grave debido a las pérdidas significativas que tienen las personas en los campos venezolanos.

“Los costos de producción de papa en Venezuela son muy altos, empezando por las semillas: son muy viejas. El gobierno no le permite a los agricultores traer semillas de otros países. Los costos de producción han subido demasiado, un saco de abono químico puede costar hasta 80 dólares. Los fungicidas e insecticidas también han subido y eso hace que el precio de la papa se eleve y cuando sacamos las cosechas nos damos cuenta que los mercados están minados de papas colombianas, esto hace que trabajemos a pérdidas”, relató a El Pitazo.

Sigue leyendo en El Pitazo.

800 NOTICIAS