Ácido graso DHA, potencia la atención en adolescentes

Sep 30, 2022 | Salud

Seguir una dieta con cantidades suficientes de ácidos grasos insaturados sería una buena estrategia para tener un desarrollo cerebral saludable. Concretamente, un equipo de investigadores del Instituto de Salud Global Barcelona (ISGlobal) ha descubierto que el ácido docosahexaenoico (DHA), un tipo de ácido graso omega 3, podría mejorar la capacidad de atención selectiva y sostenida en los adolescentes.

Pero ahí no queda la cosa, y los autores fueron un paso más allá, y encontraron que otro ácido graso omega 3, el ácido alfa-linolénico (ALA), estaba asociado a una menor impulsividad en este grupo de edad. Durante la adolescencia se producen cambios funcionales y estructurales en el cerebro, especialmente localizados en la zona prefrontal, que es la encargada del control de la atención.

Los ácidos grasos insaturados de tipo omega 3 son muy importantes para que el cerebro se desarrolle y funcione correctamente, además, el DHA, que se obtiene ingiriendo pescados grasos, es el más abundante en la zona prefrontal, por lo que sería el más adecuado para mejorar la capacidad de atención. La investigación ha sido publicada en la revista European Child & Adolescent Psychiatry.

Expertos recomiendan ingerir pescados grasos para el cerebro

Para comprobar esto, los investigadores analizaron a 332 adolescentes de varios colegios de Barcelona que realizaron unas pruebas informatizadas que medían los tiempos de reacción para conocer la capacidad de atención sostenida y selectiva, la inhibición ante distracciones y la impulsividad. Además, informaron sobre sus dietas y fueron sometidos a análisis de sangre en los que se midieron los niveles de ALA y DHA en los glóbulos rojos.

Los resultados dejaron ver que aquellos que tenían mayores niveles de DHA mostraban una mayor capacidad de atención selectiva y sostenida y de atención inhibitoria. Por otra parte, la ALA no tenía efectos notables en la atención, pero sí se relacionó con una menor impulsividad en los adolescentes.

“Aún no está claro el papel de la ALA en la atención, pero este hallazgo puede ser clínicamente relevante, ya que la impulsividad es una característica de varias afectaciones psiquiátricas, como el TDAH”, ha declarado Ariadna Pinar-Martí, principal investigadora del estudio. Además, Jordi Júlvez, coordinador del trabajo ha concluido que “nuestro estudio indica que el DHA en la dieta muy probablemente juega un rol en las tareas que requieren atención, pero se necesitan más estudios para confirmar una causa-efecto, particularmente para entender el rol del ALA”.

Todo esto hace más sólidas las recomendaciones que animan a consumir más pescados grasos, que son la principal fuente de DHA, durante la adolescencia, pues como hemos dicho es la etapa en la que el cerebro está en pleno desarrollo antes de pasar a la edad adulta.

Con información de WebConsultas