Conoce cómo aliviar las molestias por tortícolis

Ago 10, 2022 | Salud

La tortícolis simple puede producirse en cualquier individuo a lo largo de la vida por malas posturas. Se trata de una contracción muscular prolongada, que afecta a la musculatura de la región cervical, y que provoca un acortamiento muscular, dando lugar a una postura antiálgica (normalmente la inclinación o rotación de la cabeza hacia un lado).

«El principal músculo afectado es el esternocleidomastoideo (ECOM), pero también el trapecio, los escalenos y el angular de la escápula se pueden ver afectados», afirma en una entrevista con Infosalus Andrea Rodríguez López, coordinadora del servicio de fisioterapia de Ribera Salud en Lugo.

CAUSAS

Por su parte, Adrián Ventero, supervisor de fisioterapia del departamento de Salud de Dénia (Hospital de Dénia, Comunidad Valenciana), precisa que las causas que pueden producir la tortícolis son varias pero todas surgen de la posición anormal del cuello y de la contractura muscular asociada

Los principales factores que pueden influir a juicio de este experto son:

·Las posturas incorrectas durante una actividad mantenida en el tiempo, principalmente al dormir.

·Disfunciones del sistema nervioso periférico que pueden producir la contracción mantenida del ECOM.

Alteraciones congénitas en bebes que suelen asociar acortamientos del ECOM.

Andrea Rodríguez añade en este punto que, con cierta frecuencia, la tortícolis aparece en el niño recién nacido, o en sus primeros meses de vida, siendo denominada este tipo de tortícolis como ‘tortícolis congénita’: «En los casos de la tortícolis congénita o infantil, el origen se asocia a una posición asimétrica mantenida durante su desarrollo en el útero (inclinación de la cabeza). También podría deberse a una lesión muscular o a un déficit de suministro sanguíneo en la región cervical».

La prevalencia de la tortícolis, según prosigue esta fisioterapeuta, varía en función de la causa, y en el caso concreto de la congénita, por ejemplo, dice que se da hasta en un 2% de los recién nacidos. «La distonía cervical aparece en 3 de cada 10.000 personas. Pero la tortícolis simple puede producirse en cualquier individuo a lo largo de la vida por malas posturas», subraya la experta de Ribera Salud en Lugo.

PRINCIPALES SÍNTOMAS

Con ello, el fisioterapeuta Adrián Ventero detalla que los síntomas de la tortícolis resultan «muy reconocibles», e indica que, habitualmente, los pacientes sufren dolor cervical de carácter mecánico, limitándose la movilidad del cuello, y apareciendo una hipertonía del músculo ECOM. Además, «se observa una postura anormal de la cabeza», agrega.

Otros síntomas característicos de la tortícolis, añade, suelen ser el dolor de cabeza (focalizándose frecuentemente detrás del ojo del lado afectado), aparte de un ligero temblor de esta, e hinchazón de los músculos del cuello; lo que provoca la limitación en los movimientos.

PASOS A SEGUIR DESDE CASA PARA ALIVIAR ESTA DOLENCIA

Una vez identificado el problema, Andrea Rodríguez sostiene que desde casa podemos adoptar una serie de medidas que ayudarán a aliviar esta dolencia: «Aplicaremos calor local en la región cervical, en forma de manta eléctrica, saco de semillas, o de agua caliente; también es recomendable realizar movilizaciones suaves de la zona afectada; mover la cabeza aproximando la oreja al hombro del mismo lado, decir que ‘sí’ y que ‘no’, o elevar los hombros a la altura de la oreja son algunos de los movimientos recomendados para reducir la rigidez de la zona».

Después, apunta que el tratamiento de la tortícolis consistirá en disminuir este exceso de tensión muscular de la musculatura, y sostiene que, entre las técnicas utilizadas para su tratamiento, se encontrarían:

·Aplicación de calor local para relajar los músculos, tres veces al día unos 15-20 minutos.

·Masaje terapéutico y tratamiento miofascial.

Aplicación de ultrasonidos, corrientes angalgésicas, radiofrecuencia, o punción seca, entre otras.

· El estiramiento funcional de la musculatura acortada es de especial importancia.

·El uso de relajantes musculares debe estar sujeto siempre a supervisión médica.

UNA DOLENCIA GENERALMENTE TRANSITORIA

Adrián Ventero, supervisor de fisioterapia del departamento de Salud de Dénia (Hospital de Dénia, Comunidad Valenciana) mantiene que, dado que el tipo de tortícolis que puede afectarnos más frecuentemente en nuestro día a día es la asociada a una mala posición, (casi siempre después de dormir), debemos tener en cuenta que se trata de dolencias de carácter transitorio, donde después de unos días suele remitir.

«Por esta razón, lo principal es superar la fase aguda. Para ello, se puede aplicar calor, recurrir a algún antiinflamatorio (en caso de que el dolor sea muy agudo), y tratar de movilizar la zona cervical en la medida que sea posible; siempre evitando los gestos más dolorosos», añade.

Según subraya, el principal objetivo en la tortícolis es recuperar la movilidad de la zona cervical y solucionar el espasmo muscular. «Para ello, se puede recurrir al calor desde el primer momento, ya que su efecto vasodilatador aumentará del flujo sanguíneo en la zona y actuará de manera beneficiosa en la musculatura afectada», resalta.

El poder trabajar de manera más activa sobre los músculos del cuello dependerá del grado de molestia que sufra el paciente, reconoce el fisioterapeuta, pudiendo estar tan sensible los primeros días, que el tratamiento se ha de basar en la farmacología. «A partir de la mejora de los primeros síntomas hay que tratar de movilizar la zona cervical, tanto de manera activa como pasiva hasta recuperar la normalidad», aclara Ventero.

EJERCICIOS PARA REALIZAR O ESTIRAR EN CASO DE TORTÍCOLIS

Así, Ventero aconseja que se debe acudir a un especialista en el momento en que la fase aguda y dolorosa se prolongue más de 4-5 días, o se repitan episodios de manera continua en poco espacio de tiempo.

La coordinadora del servicio de fisioterapia de Ribera Salud en Lugo enumera, por su parte, una serie de ejercicios a realizar en caso de tortícolis desde casa que, según incide, todos deben realizarse de forma suave y lenta para aliviar el dolor causado por la Tortícolis:

1.ROTACIÓN ACTIVA DE LA CABEZA: Túmbese en una superficie lisa y coloque un cojín bajo su cabeza; gire lentamente la cabeza a la izquierda, descanse en el centro unos segundos y después gire a la derecha; el objetivo es aumentar la movilidad.

2. ESTIRAMIENTO DE LA NUCA: Siéntese con la espalda recta o apoyada en una superficie; lleve la barbilla hacia el pecho; cruce las manos sobre la nuca y empuje sobre su cabeza, mantenga unos segundos; para volver a la posición cero acompañe la cabeza haciendo fuerza con sus brazos.

3. ESTIRAMIENTO CERVICAL LATERAL IZQUIERDO: Incline la cabeza hacia el lado derecho (intentando acercar la oreja derecha al hombro derecho); baje al mismo tiempo el hombro/brazo izquierdo hacia el suelo; mantenga unos segundos y relaje postura; para estirar el lado derecho, hacer al revés.

4. ESTIRAMIENTO DEL ECOM: Agárrese la clavícula, y tire del hombro homolateral hacia abajo; incline la cabeza en dirección contraria, levemente hacia atrás, al tiempo que gira la barbilla hacia el lado de la clavícula que agarra; mantenga unos segundos.

Con información de Infosalus.

800 NOTICIAS