La FAO impulsa dos soluciones para la gestión sostenible de los suelos

Dic 3, 2021 | Internacionales

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) presentó este viernes un mapa de salinidad y otro de estimación del potencial de captura de carbono orgánico como soluciones para la gestión sostenible de los suelos.

Estas medidas, que se anunciaron junto a otros proyectos de gestión sostenible, se presentaron en un evento que tuvo lugar en el marco de la celebración este próximo 5 de diciembre del Día Mundial del Suelo.

El mapa de salinidad global está orientado a identificar zonas con altas concentraciones de sales, las cuales limitan el intercambio de nutrientes e impactan la productividad agrícola si están presente en exceso, explicó la FAO en un comunicado.

«Es una información valiosa para que los países adopten iniciativas que frenen o moderen ese daño, y avancemos hacia el manejo de suelos más sostenibles y resilientes», dijo Ana Posas, Oficial de Agricultura de la FAO para América Latina y el Caribe.

A nivel regional, el mapa cuenta con información de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Guyana, Jamaica, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

En el mundo hay más de 833 millones de hectáreas de suelos afectados por salinidad, el 8,7 % del planeta. En América Latina y el Caribe hay más de 75 millones de hectáreas afectadas por alta salinidad, según datos del organismo de Naciones Unidas.

En cuanto al mapa de estimación global del potencial de captura de carbono orgánico de suelos, grafica las zonas rurales con mayor potencial para capturar y secuestra CO2 en el suelo.

Según el mapa, América Latina y el Caribe tiene uno de los mayores potenciales de secuestro de carbono, junto con Asia y África.

La región latinoamericana podría capturar, en promedio, entre 40 y 130 megatoneladas de carbono en sus suelos al año, dependiendo de las prácticas implementadas.

Esto representa una mitigación entre el 12 % y el 48 % de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero provenientes de la agricultura de América Latina y el Caribe, según datos de la FAO.

Actualmente, Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela ya son parte del mapa global de captura de carbono, y otros nueve países de la región están en proceso de sumarse.

Durante el evento de este viernes, también fueron destacados diferentes proyectos regionales y de países para el manejo sostenible de suelos.

Así, se abordaron los alcances en el Caribe de la iniciativa SOILCARE de cuidado de suelos, que con dinero del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) por más de 8 millones de dólares y con 24 millones de cofinanciamiento busca evitar la degradación de los suelos e impulsar resiliencia climática con beneficios para más de 5.000 personas.

Se analizó también el trabajo de la FAO en Costa Rica con el proyecto RECSOIL, que busca aumentar el carbono orgánico de los suelos para obtener pagos en el marco del financiamiento climático por servicios ambientales.

La iniciativa aspira a la preservación de servicios ecosistémicos, disminuyendo las emisiones y conservando la salud general del suelo, explicó la FAO.

El evento para conmemorar el Día Mundial del Suelo se llevó a cabo entre este jueves y viernes con la participación de más de 1.000 personas y las exposiciones de altos representantes ministeriales, expertos y académicos de varios países de América Latina.

800 NOTICIAS