Añadir un nuevo fármaco mejora los resultados de pacientes de cáncer gástrico

Dic 15, 2021 | Salud

Añadir un nuevo fármaco de quimioterapia como pembrolizumab puede mejorar el tratamiento de pacientes de cáncer gástrico HER2 positivos, según los resultados obtenidos en un ensayo en el que participó Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) de Barcelona (noreste de España).

A falta de completar el estudio, el análisis intermedio publicado en la revista «Nature» demuestra que añadir pembrolizumab al tratamiento de pacientes con cáncer gástrico HER2 positivos aumenta la tasa de respuesta objetiva de la enfermedad avanzada.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos, (FDA), en una decisión sin precedentes, aprobó rápidamente esta nueva opción terapéutica.

«Nunca se había tomado una decisión en base a unos resultados intermedios que no están evaluando las variables principales del estudio”, explicó el director del VHIO y uno de los autores del estudio, Josep Tabernero.

Aproximadamente el 15-20 % de los adenocarcinomas avanzados gástricos presentan sobreexpresión del gen HER2 y, desde hace años, el tratamiento convencional para esta población consiste en administrar una combinación de quimioterapia con trastuzumab, un anticuerpo dirigido contra HER2.

El ensayo, llamado KEYNOTE-811, se diseñó para estudiar la combinación de pembrolizumab, trastuzumab y quimioterapia en pacientes con adenocarcinoma avanzado de esófago, gastroesofágico o gástrico HER2 positivo.

El estudio reclutó a un total de 434 participantes y ya se dispone de los datos del análisis intermedio, que incluye a los primeros 264 pacientes.

Según este ensayo intermedio, un 74,4 % de los pacientes que recibieron la triple combinación mostró una respuesta objetiva.

También se observó que el grupo de pacientes que recibió pembrolizumab redujo notablemente el tamaño del tumor y, en algunos pacientes, se indujeron respuestas completas.

Según Tabernero, “estos hallazgos iniciales de KEYNOTE-811 sugieren que esta triple combinación puede ser una opción de tratamiento transformadora para el adenocarcinoma gástrico o de la unión gastroesofágica HER2 positivo».

“Aunque los resultados son prometedores, ahora debemos esperar a completar el estudio para ver si finalmente esto se traduce en una supervivencia libre de progresión mayor y en una mejor supervivencia general», detalló Tabernero. EFE