¡Record Guinness! El Sistema de Orquestas registró intento y espera veredicto en pocos días

Nov 13, 2021 | Nacionales

Bajo la dirección de Andrés David Ascanio, en horas de la tarde de este sábado 13 de noviembre, 12 mil músicos del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, se dieron cita en la Academia Militar en Caracas, donde interpretaron la Marcha Eslava de Tchaikovski con la que esperan superar el récord obtenido por Rusia en el año 2019 y así convertirse en la «Orquesta más grande del Mundo».

Luego de finalizada la interpretación, un equipo de 300 promotores independientes, certificados por la empresa Guinness, emitieron 240 planillas de observación con las que se determina si se cumplieron con las exigencias para que Venezuela sea merecedora de la certificación internacional.

Para obtener el premio era necesario que todos los miembros de la orquesta deben ser músicos expertos y ser conducidos por un director experimentado; Cada participante debió tocar su propio instrumento durante todo el intento.

El instrumento no podía ser compartido entre dos o más personas; la música debe tener una duración mínima de cinco minutos, pues ese es el tiempo del récord actual; el reto a superar era de 8.097 personas.

En pocos días se conocerá el veredicto que determinará si El Sistema registró de manera satisfactoria el nuevo record.

¿Cómo nació la iniciativa?

El concierto de aquel sábado 7 de abril de 2018 marcó el camino. En el Poliedro de Caracas, 10.701 jóvenes pertenecientes al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela se reunieron en un homenaje de despedida a José Antonio Abreu, su fundador, fallecido el 24 de marzo de ese año. Un encuentro que se organizó en apenas una semana y que convocó a músicos de la Gran Caracas.

Fue durante esa semana que Eduardo Méndez, director ejecutivo de El Sistema, y el equipo que lo acompaña, se plantearon la posibilidad de contactar a Guinness World Records para certificar aquella reunión de ejecutantes como la orquesta más grande del mundo, un título que desde el 1° de septiembre de 2019 ostenta la agrupación de 8.097 músicos que interpretó en San Petersburgo, Rusia, el himno nacional de ese país.

Pero no había tiempo para presentar toda la documentación requerida para aplicar a un intento de récord. «Te piden llenar formularios, adjuntar documentos donde fundamentas tu solicitud, expresas la voluntad de realizarla, expones lo que puedes lograr, que tienes capacidad para hacerlo. Ellos evalúan y te dicen si calificas o no. Eso toma tiempo y entonces no lo teníamos», recuerda Méndez.

A finales de 2019, el también violinista y abogado retomó el contacto con la organización Guinness. «Ya se comenzaba a hablar del coronavirus. Se dieron nuevas conversaciones, tomando siempre en cuenta lo que estaba pasando en el mundo, pero llegó la pandemia y se paró todo».

No fue sino hasta hace tres meses, cuando reiniciaron sus actividades y con ellas los conciertos, que Méndez volvió a tener comunicación con los responsables de establecer los récords mundiales. «Cuando la flexibilización permitió volver a clases y las presentaciones con aforos controlados, solo entonces decidimos hacerlo», recuerda.

Con información de El Nacional
800 NOTICIAS