La sábila: una medicina antiquísima con propiedades

Nov 16, 2021 | Salud

La sábila o Aloe vera es una de las plantas más antiguas utilizada con propósitos medicinales y en tratamientos de belleza, especialmente para la piel y el cabello.

Es buscada para sanar distintas afecciones, aunque es originaria de África se puede conseguir fácilmente, ya que se ha extendido por todo el mundo.

Puedes comprarla en tiendas naturistas, en mercados y lo mejor es que es una planta fácil de cultivar por lo que puedes tenerla en casa.

¿Para qué sirve la sábila?
Se puede aprovechar su contenido, ya sea en pulpa o preparando un gel o jugo con ella. Entre las propiedades que se le atribuye es que ayuda a cerrar heridas.

Ayuda a combatir el estreñimiento

Cura heridas de la piel tales como raspaduras y quemaduras producidas por los rayos solares

Alivia las dolencias de la piel, usando la savia que esta desprenden.

Es cicatrizante y regeneradora

Limpia el colón

Elimina el estreñimiento

Desinflama el abdomen

Ayuda a fortalecer el sistema inmune

Se utiliza para tratar problemas como anemia, artritis, dolor de cabeza, gripe, insomnio y pie de atleta.

Propiedades
Es rico en vitaminas y minerales como A, B, C y E.

Tiene calcio, magnesio, potasio y selenio.

Zinc y fosfato

Contiene sustancias mucilaginosas y quercetina

Posee hormonas vegetales

Contra el acné
Para los jóvenes y adolescentes que padecen de acné pueden usar la sábila como remedio, ya que ayuda a reducir la inflamación de espinillas y granos.

Beber agua de sábila
Contribuye a mejorar el funcionamiento del sistema digestivo, y es un excelente desintoxicante. Además aporta aminoácidos que se encargan de transportar nutrientes y almacenarlos.

Gel natural
Aprovecha el cristal que contiene la sábila para hacer un gel natural, sólo debes extraer el gel que contiene en su interior. Limpia la zona afectada y aplica una cantidad generosa del producto. Espera que seque y retira los posibles excesos con un paño húmedo

Cubitos de sábila para las quemaduras

Sirven para remover las células muertas y nutrir la piel. Solo tienes que cortar las hojas de sábila, extraer el gel transparente que contiene, llevarlo a la licuadora y batir.

El jugo obtenido se coloca en la hielera y se lleva al congelador hasta que se solidifique. Usa estos cubitos en caso de quemaduras, picadas de zancudos y para mejorar el acné.

800 NOTICIAS