Una dieta rica en alimentos procesados podría reducir la memoria

Oct 18, 2021 | Salud

Seguir una dieta rica en alimentos ultraprocesados durante cuatro semanas aumenta la inflamación del cerebro, causando una pérdida de memoria. Así lo ha desvelado un estudio hecho en ratones ancianos y realizado por miembros de la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU.), que ha encontrado que estos efectos inflamatorios pueden reducirse casi por completo gracias a los ácidos grasos Omega-3.

Estos efectos cerebrales del consumo de alimentos ricos en grasas, como patatas fritas, bocadillos, platos precocinados congelados, pizzas o carnes frías con conservantes, no se encontraron en el caso de las ratas adultas jóvenes, según explica el estudio, que ha sido publicado en la revista Brain, Behavior, and Immunity.

Las dietas en las que se abusa de estos alimentos procesados también están relacionadas con obesidad y diabetes tipo 2. Los análisis se realizaron en ratas macho de entre tres y 24 meses de edad a las que se les dio su comida normal (32% proteína, 54% carbohidratos complejos de trigo y 14% de grasas), una dieta ultraprocesada (19,6% de proteína, 63,3% carbohidratos refinados y 17,1% de grasas), o esta última dieta suplementada con ácido docosahexaenoico (DHA), un ácido graso Omega-3 que se encuentra en el aceite de pescado, mariscos y algunas algas.

Inflamación en el hipocampo y en la amígdala cerebral

La dieta ultraprocesada activó más los genes asociados a una proteína proinflamatoria y a otros marcadores de inflamación en el hipocampo y la amígdala –responsables de la memoria– en las ratas mayores, en comparación con las ratas jóvenes que siguieron cualquier dieta y con las ratas mayores que consumieron suplementos de DHA.

“Estos hallazgos indican que el consumo de una dieta procesada puede producir déficits de memoria significativos y abruptos, y en la población que envejece el deterioro rápido de la memoria tiene una mayor probabilidad de progresar a enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer. Al ser conscientes de esto, tal vez podamos limitar los alimentos procesados en nuestra dieta y aumentar el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 DHA para prevenir o retrasar esa progresión”, explica Ruth Barrientos, autora principal de la investigación.

Los resultados indicaron que los suplementos con DHA en las dietas de ultraprocesados consumidas por las ratas mayores evitaron la respuesta inflamatoria elevada en el cerebro, además de la pérdida de memoria. Los investigadores todavía deben hacer más estudios para determinar la cantidad exacta de DHA necesaria para contrarrestar este efecto inflamatorio de las dietas ultraprocesadas, aunque recomiendan que se actúe en el foco del mal, mejorando lo que se come y dejando a un lado el fast food.

Con información de WebConsultas

800noticias