Partido que llevó a Castillo a la Presidencia de Perú amenaza con retirarle el apoyo

Oct 14, 2021 | Internacionales

El partido marxista Perú Libre, que llevó a Pedro Castillo a la presidencia de Perú, anunció que no dará el voto de confianza a su nuevo gabinete al considerar que éste supone un giro al «centro derechismo», lo que supone un alejamiento claro del Ejecutivo y anticipa una ruptura del bloque político.

«Existe un inocultable giro político del gobierno y su gabinete hacia el centro derechismo, donde incrementaron los representantes ‘caviares’», como califican de forma despectiva a los políticos de izquierda progresista, afirma un comunicado difundido por el líder del partido, Vladimir Cerrón.

«Esta composición la integran partidos sin inscripción, sostenidos por ONGs norteamericanas, quienes han cogobernado con los cuatro últimos gobiernos y ahora con el actual», indicó el comunicado firmado por la Asamblea Nacional Extraordinaria del partido.

Perú Libre enfiló sus críticas también contra la designación de las ministras de Trabajo, Betsy Chávez, y de Desarrollo e Inclusión Social, Dina Boluarte, vicepresidenta de la República, ambas militantes del partido, sobre las que señala que no representan al grupo político porque sus nombramientos responden a actos «individualistas».

Asimismo, planteó a los congresistas que son militantes de Perú Libre a recomponer su bancada en el Parlamento, pues agregó que los legisladores afines al magisterio, el sindicato al que pertenece Castillo, «tienen un proyecto de partido propio».

Entre los 37 congresistas que tiene Perú Libre, un grupo de unos 13 legisladores está formado por maestros cuyos vínculos son más estrechos con Castillo que con Cerrón, y desde hace ya semanas se habla de que conformarán un grupo parlamentario independiente.

Perú Libre invocó a sus legisladores a dar cumplimiento a lo dispuesto y no dar el voto de confianza al gabinete «caviar» presidido por la abogada Mirtha Vásquez porque «no hacerlo implicaría una incoherencia principista».

Ante esta declaración, el mandatario peruano expresó, desde una visita de trabajo en San Martín, que «es cierto que la política sirve para llegar a entender a la población, pero todos los días no podemos estar en problemas o en cuestionamientos o respondiendo a situaciones mezquinas porque el Perú nos ha elegido para trabajar y gobernar de cara al pueblo y sin robar un centavo, sin robarle a nadie».

Con los últimos cambios en el gabinete, Castillo removió a los militantes y colaboradores más cercanos de Cerrón de su gabinete, como el ex primer ministro Guido Bellido, investigado por presunta apología al terrorismo y quien encabezó el enfrentamiento con la oposición en el Parlamento.

Con información de El Mundo. 800 Noticias