La improvisación reina en el inicio del nuevo año escolar

Oct 8, 2021 | Nacionales

El eventual regreso a clases presenciales que está previsto para finales de octubre, se dará en pandemia y en medio de la peor crisis que el sector educativo ha tenido en los últimos cinco años, por el deterioro de infraestructura de colegios y universidades, déficit presupuestario, falta de servicios básicos, deficiencias en el Programa de Alimentación Escolar (PAE), baja remuneración de docentes, acceso restringido a internet y encarecimiento de útiles escolares.

Aunque impera la improvisación por parte del Ministerio de Educación, el sector educativo público de Ciudad Guayana se organiza junto a representantes y demás miembros de las comunidades cercanas, para el acondicionamiento de los salones, limpieza, desmalezamiento y para que insumos como alcohol, agua potable y Equipos de Protección Personal (EPP) que el Estado no garantiza, no falten en las instituciones en medio de la emergencia.

En entrevista con Correo del Caroní, directores de escuelas públicas y privadas informaron que implementarán estrategias para que el regreso a clases sea viable y sin que implique riesgos de aumento de transmisión del virus entre los alumnos, pues consideran que, aunque las condiciones son críticas, la presencialidad es necesaria para evitar el riesgo de rezago académico que dejaron las clases a distancia para muchos niños, niñas y adolescentes.

Entre las estrategias a aplicar está la división de cada grupo de clases en dos o tres partes, dependiendo de la cantidad de alumnos. De manera que cada salón de clases tenga un grupo de entre 10 y 15 niños como máximo.

Las horas de ingreso, receso y salida tendrán media hora de diferencia para que los grupos no coincidan y se evite la aglomeración de personas.

Las clases presenciales se harán en semana de flexibilización. Un grupo ve clases los dos primeros días de la semana, mientras el otro ve clases los otros dos días siguientes. Los viernes serán para reunirse y orientar a padres y representantes, para reforzar conocimientos o para atender a niños, niñas y adolescentes con necesidades especiales.

Los alumnos deberán llevar su propio termo con agua, y no podrán compartir alimentos ni útiles escolares.

Después de más de un año y medio de clases a distancia, la preparación de los niños en sus hogares fue deficiente, pues padres y representantes no cuentan con herramientas pedagógicas suficientes para enseñar a los niños de la misma forma en que reciben enseñanza en los colegios, ni cuentan con conectividad a internet eficiente o suficientes equipos electrónicos, para continuar con las clases a distancia, lo que expone a la mayoría de los niños al rezago estudiantil.

Es por eso que la mayoría de los colegios de ambos sectores deberán contar con un programa de nivelación de conocimientos. “Durante la pandemia la preparación no fue la adecuada, los niños necesitan nivelación”, expresó Jhon Lara, presidente de La Asociación Nacional de Instituciones Educativas Privadas (Andiep).

El gremio considera urgente regresar a clases presenciales aunque para ello el Estado debe garantizar combustible, y ampliar la cobertura de vacunación contra la Covid-19.

Lara informó que los 53 colegios que tiene adscrito el gremio en Caroní, aplicarán la modalidad paralela presencial y a distancia, incluso en semanas de flexibilización. Las clases se grabarán y compartirán por diferentes plataformas educativas como Google Classroom.

Lea la nota completa en Correo del Caroni

800 NOTICIAS