Los incendios devoran el sur de Italia y se cobran cinco víctimas

Ago 12, 2021 | Internacionales

Los incendios siguen devorando hectáreas de bosques en Sicilia, Cerdeña y sobre todo en Calabria, en el sur de Italia, donde ya han provocado cinco víctimas mortales y mantienen varios municipios evacuados y zonas patrimonio de la Unesco amenazadas.

Entre las últimas tres víctimas, que se sumaron a los dos ganaderos que fallecieron hace unos días en Calabria, figura un hombre de 77 años que murió en su casa de campo a causa de un incendio en Grotteria, en la provincia de Reggio Calabria, mientras intentaba salvar a sus animales.

También en Calabria, un hombre de 79 años fue encontrado muerto cerca de su casa en Cardeto tras un incendio, mientras que la tercera víctima fue otro granjero aplastado por un tractor cuando combatía las llamas que acechaban su casa en Paternò, en Sicilia.

Con temperaturas que han superado los 45 grados y el fuerte viento de siroco, varios incendios siguen activos en Sicilia, donde cuatro frentes ya han alcanzado o están llegando a los centros habitados y unas 800 pers onas han tenido que ser evacuadas en las localidades de Petralia, Soprana y Polizzi Generosa, en la zona de la Madonie, Linguaglossa en el Etna, y Pergusa en la zona de Enna.

Esta situación llevó al presidente de Sicilia, Nello Musumeci, a pedir al Gobierno el estado de emergencia para que se envíe más ayuda, que se sume a las cerca de 5.000 personas que están trabajando para apagar los incendios.

“Apagamos un incendio y un segundo después se abre otro frente a unos kilómetros de distancia», lamento Salvo Cocina, jefe de protección civil regional.

El subsecretario de Interior, Carlo Sibilia, anunció el envío inmediato de refuerzos a Calabria, una de las zonas más afectadas por las llamas,donde llegarán en las próximas horas 130 bomberos de Lacio, Lombardía, Toscana, Marcas, Véneto y Emilia-Romaña, así como también efectivos del Ejercito.

“Estamos perdiendo nuestra historia, nuestra identidad se está reduciendo a cenizas, nuestra alma auténtica arde en el silencio general”, escribió en Facebook el alcalde de Reggio Calabria, Giuseppe Falcomatà, que alertó que los bosques de la zona están aún en peligro y las llamas «están causando daños incalculables»-

La situación es crítica en los municipios de Roccaforte del Greco, Roghudi, Bagaladi y Cardeto, donde han tenido que ser alojados los habitantes de algunas casas y las llamas se están acercando a la zona del «Valle Infernal» en la localidad de san Luca, en la que se encuentra en bosque de hayas cententarias considerado patrimonio de la Unesco.

Cientos de personas trabajan allí para crear un cortafuegos que evite que las llamas lleguen a ese parque nacional.

Según un informe de la mayor asociación de agricultores, Coldiretti, desde principios de año el fuego ha devorado 102.933 hectáreas en el país, una superficie como 140.000 campos de fútbol y cuatro veces superior a la media de 28.479 quemadas cada año desde 2008 a 2020./EFE