Cáritas Mérida brindó asistencia médica y nutricional en los Pueblos del Sur

Feb 22, 2021 | Información General

Al menos 250 personas de las comunidades de Mucutuy y Mucuchachí, municipio Arzobispo Chacón de Mérida, fueron atendidas este sábado 20 de febrero, en una actividad simultánea que fue posible gracias a la alianza establecida entre la Fundación Primeros Auxilios Ulandinos (Paula) y Cáritas Arquidiocesana.

Con la intención de ampliar la cobertura de atención en materia de salud y nutrición en la Arquidiócesis de Mérida, Cáritas como pastoral social, trasladó su alianza con la Fundación Paula a la parroquia San Antonio de Padua, en Mucutuy, donde 153 personas fueron atendidas por especialistas en ginecología, obstetricia, pediatría, medicina interna y medicina alternativa, con su respectiva entrega de medicamentos. La actividad contó con el equipo de salud del Ambulatorio Rural de la comunidad y el voluntariado de esta Cáritas Parroquial con la asesoría del Pbro. Gabriel Rivas.

Proyecto Saman en Mucuchachí

Mientras que en Mucutuy se llevaba a cabo el operativo médico y el diagnóstico nutricional de niños, embarazadas y lactantes para el vivero del proyecto Saman (Sistema de Alerta, Monitoreo y Atención en Nutrición y Salud), parte del equipo voluntario de Cáritas Mérida, se trasladó a la parroquia San José de Mucuchachí.

En dicha comunidad, se realizó el estudio nutricional de 85 niños menores de 5 años y 13 embarazadas, lo que permitió instaurar el vivero parroquial número 37 de la Arquidiócesis, y hacer entrega del proyecto Semilleros de Esperanza, para atender oportunamente las consecuencias de la desnutrición infantil. En este sentido, el Pbro. Carlos Zambrano, director de Cáritas Mérida, señaló que “nuestra alegría es extendernos en cada rincón, detrás de la montaña, delante de la montaña, para hacer lo que nos corresponde, de cara a Dios”.

Entrega de equipos de bioseguridad

Cáritas Mérida tambien ratificó su compromiso con el personal sanitario del Estado, y en especial de estas comunidades, donde el acceso a la asistencia médica resulta complicado.

En consecuencia, médicos, enfermeros, camilleros y conductores de ambulancia de ambos Ambulatorio Rurales (Mucutuy y Mucuchachí) recibieron tapabocas, caretas, gel antibacterial, alcohol y cloro, para cumplir con todas las medidas de prevención ante la pandemia de COVID-19 y atender, de manera segura, a los más necesitados. Departamento de Comunicación de Cáritas Mérida.- Sariana Toro, pasante Unica.