«Nosotros no dañamos el motor de la piscina olímpica de Zumba»

Ene 25, 2021 | Deportes en Mérida

Anthony Pernía, presidente de la Asociación de Deportes Acuáticos del estado Mérida, Asodamer, le responde a William Uzcátegui que fue por los apagones y la falta de un protector de voltaje, que se dañó hace tres años el único motor que se pudo poner en funcionamiento en la piscina olímpica del Complejo de Zumba.

Además afirma que el Ministro del Deporte, Melvin Maldonado, está al tanto de la situación de abandono en que están las piscinas, enviará una comisión a realizar un diagnóstico, y la propia Asodamer podría tomar parte en la recuperación de esta instalación. Estas son sus declaraciones:

“Por este medio quería responder a una información que en días pasados fue publicada en algunos medios, referente al Complejo de Piscinas de Zumba, donde se hace un señalamiento por parte del coordinador de ese complejo, William Uzcátegui, quien me acusa de ser el responsable de haberse quemado un motor de la piscina olímpica hace tres años, cuando se logró rehabilitar ese complejo con un solo motor y duró apenas seis semanas funcionando”.

“Nosotros como Asociación hemos venido trabajando muy responsablemente en la recuperación de nuestras instalaciones deportivas, en una lucha que yo personalmente llevo desde hace años, desde cuando era dirigente estudiantil en la ULA y tuvimos una lucha por recuperar la piscina Teresita Izaguirre y la piscina América Bendito de la Universidad, y cuando egresamos de la ULA quedaron en funcionamiento”.

“También hemos venido sosteniendo una lucha por recuperar todos los complejos de piscinas del estado, y en referencia al hecho de que se me acusa, hace tres años se reactivó de manera parcial el complejo, solo la piscina olímpica se puso en funcionamiento con un solo motor, y nosotros como Asociación hicimos nuestro aporte en ese momento, porque el cloro que se le puso para ese entonces fue donado por la Asociación”.

“Recordemos que hace tres años estábamos sufriendo en Mérida apagones de 6 y 8 horas, a nosotros como Asociación, la Federación nos otorgó la sede del Campeonato Regional de masificación y especialización, en el que participaron 8 estados y 250 nadadores”.

En el marco de ese campeonato tuvimos unas reuniones operativas con el personal de mantenimiento, la junta directiva de la Asociación y el señor William Uzcátegui, donde se llegó a unos acuerdos en el plan a seguir para poder desarrollar ese evento, pero esos acuerdos no fueron cumplidos por parte del personal de mantenimiento y por el señor William Uzcátegui, era el día jueves y el campeonato arrancaba el viernes”.

“Ese día no hubo luz en el complejo, se asumió la tarea de conseguir una motobomba para aspirar la piscina y que quedara apta para el campeonato. Este señor Uzcátegui nos acusa a nosotros de que por usar la motobomba para poner operativa a la piscina y poder realizar el campeonato, dañamos el motor, cuando nosotros en ningún momento tuvimos acceso al cuarto de máquinas del complejo de piscinas, porque aspiramos con la motobomba desde afuera, y él hace el señalamiento de que por colocar nosotros la motobomba se quemó el motor”.

“Le respondemos que eso es totalmente falso porque el día viernes, cuando se estaba desarrollando el campeonato, el motor estaba funcionando, en ese momento la luz se fue, regresó y se volvió a ir, duró seis horas el apagón, al día siguiente se percata el personal de mantenimiento de que el motor no funcionaba, lo fueron a prender y se fue a tierra”.

“Nosotros en nuestra Asociación contamos con un equipo multidisciplinario que siempre colabora, tenemos a una ingeniera eléctrica que fue a revisar qué había pasado, lo inspeccionó y constató que por no tener un protector de voltaje en el tablero, el motor se fue a tierra. Nosotros rechazamos de plano que se nos quiera acusar y satanizar por hechos de los cuales no tenemos nada que ver, y se lo demostramos muy claramente”.

“Le recordamos a este señor que nosotros muy responsablemente, y como lo hemos venido haciendo con otras piletas del estado, hemos venido señalando muy claramente el estado en que se encuentra este complejo de piscinas, hacemos nuestras recomendaciones y apoyamos en lo que podemos para que estas instalaciones vuelvan a funcionar, como ya lo hicimos en la de Tovar, en la de Ejido y ahora en la de El Vigía.

Les señalamos que se deben recoger las carrileras y no dejarlas tiradas en la piscina porque son sumamente costosas y se dañan, e inclusive en una de nuestras visitas vimos que una puerta de los baños estaba sumergida en el fondo de una piscina, además, las gradas que estaban colocadas sobre los vestuarios y oficinas las sacaron de ahí y no se sabe con certeza dónde están, unos afirman que están en Valle Hermoso. Hay que recuperarlas”.

“No nos han querido como Asociación hacer caso de todas las recomendaciones que hemos dado como ente rector de este deporte, por lo que le hacemos un sano llamado a los responsables de estas instalaciones, que no se quiera satanizar el trabajo que estamos realizando, y que nos escuchen”.

“Nosotros estamos abiertos al trabajo con quien sea, nos reuniremos con quien sea, porque de verdad si nos duele el estado en que está el complejo de piscinas de Zumba, y nosotros lo queremos recuperar, porque sin piscinas no hay nadadores, y esta es la piscina principal para desarrollar y masificar los deportes acuáticos del estado, por su foso de saltos y su pileta olímpica en la que se pueden desarrollar las cinco disciplinas que comprenden los deportes acuáticos”.

“Nosotros también hemos hecho nuestras diligencias, hemos pasado comunicaciones al Ministerio del Deporte, se las hemos hecho llegar al ministro Melvin Maldonado, él ya está en conocimiento de la situación de las instalaciones, y muy gentilmente nos dijo que en los próximos días enviará a una comisión a Mérida para evaluar el estado de las instalaciones, con el fin de que en conjunto, nuestra Asociación y el Ministerio del Deporte, podamos recuperar esas instalaciones que son patrimonio de todos los merideños, y como merideños y amantes de los deportes acuáticos, debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance, para poder brindarle nuevamente esos espacios a los merideños”. (Ricardo Cabrera)