Borrell afirma que no hay «fecha fija» para negociaciones en Venezuela

Ene 28, 2021 | Internacionales

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, descartó que vayan a reabrirse pronto las negociaciones entre el gobierno y la oposición en Venezuela puesto que todos esperan a tener más claridad sobre la postura de la nueva administración estadounidense de Joe Biden.

En una entrevista telemática con Efe y otros cuatro medios latinoamericanos, Borrell afirmó que «no hay señales» de que se vayan a abrir «a fecha fija» las negociaciones entre ambas partes, que estuvieron auspiciadas por el Gobierno de Noruega hasta su ruptura en 2019.

«La oposición está adaptándose a la nueva situación y todos están también esperando cuál será la actitud de la nueva administración americana, que será sin duda determinante», dijo el alto representante, preguntado sobre las perspectivas de una apertura de la negociación en los próximos seis meses.

Por el momento, Noruega «no considera que se den las condiciones» para relanzar otro proceso de negociación y «habrá que esperar a que todo el mundo se resitúe», añadió Borrell, subrayando que él tampoco ha convocado aún al Grupo de Contacto Internacional para Venezuela, del que forman parte la UE, varios de sus Estados miembros y países latinoamericanos.

«No les podemos estar convocando todas las semanas y hay que esperar a tener más claridad y mejor conocimiento de cuales son las posiciones de los distintos actores, entre otros, la administración americana», dijo.

Borrell reiteró que para la UE, la solución a la situación política en Venezuela pasa por la negociación e insistió en que para que esta tenga éxito se necesita «voluntad de acuerdo» y «cesiones» de todas las partes.

«Hasta ahora, desgraciadamente, todos los intentos de negociación han fracasado, dijo el alto representante comunitario, quien consideró que la auspiciada por Oslo no llegó a buen puerto «probablemente porque en ese momento faltó flexibilidad, en particular por parte de la administración americana»./EFE