Saab aseguró que la investigación del naufragio comenzó antes de que hallaran los primeros cadáveres

Dic 18, 2020 | Informacion General

Tarek William Saab, fiscal general del régimen de Nicolás Maduro, aseguró este jueves que las autoridades venezolanas comenzaron las investigaciones del nafragio ocurrido en las costas de Güiria antes de que apareciera el primer cadáver, el pasado sábado 13 de diciembre.

El funcionario indicó que la búsqueda comenzó cuando las autoridades escucharon un audio en el que se hablaba de un grupo de personas desaparecidas.

En la grabación se especificaba que un grupo de venezolanos embarcaron hacia Trinidad y Tobago el pasado 6 de diciembre y no se tenía noticias de su paradero. Lo último que se supo de ellos fue que presuntamente los detuvieron y se encontraban en una base militar.

Al aparecer los primeros cuerpos, se supo que la embarcación en la que se trasladaban naufragó, afirmó Saab. Los familiares de los fallecidos, continuó el funcionario, dijeron que el grupo salió de una playa de Trinidad y Tobago denominada El Rincón en la embarcación Mis Recuerdos. “Hay que destacar que la embarcación hizo zarpe ilegal desde una playa sin vigilancia con la intención de evadir controles del Estado”, señaló Saab.

La investigación realizada por el régimen arrojó que el bote pertenece a Luis Alí Martínez, quien se dedica a este tipo de traslados ilegales, por lo cual fue detenido.

“Su accionar ilegal resultó en una tragedia familiar, pues en el naufragio perdió a dos de sus hijos, situación que nos conmueve como venezolanos. Vean hasta dónde llega la irresponsabilidad”, señaló.

Adicionalmente, la investigación arrojó que la playa donde se embarcaron las víctimas está dentro de una finca que está a nombre de Luis Ramón López, quien tenía conocimiento de los hechos. Por esta razón, el hombre fue puesto a la orden de las autoridades venezolanas.

“Sobre estos dos ciudadanos, debemos decir que ambos tienen antecedentes y condenas por tráfico de drogas. El dueño de la finca tiene antecedentes también por porte ilícito de armas y hurto calificado”, añadió el fiscal.

El engaño
Los acusados pretendieron engañar a los familiares de los náufragos de Güiria, añadió Saab, haciéndoles creer que detuvieron a sus familiares al llegar a Trinidad y Tobago. “El cómplice comenzó a preparar el terreno para cometer el delito. Se pudo evidenciar que el engaño fue para evitar que los familiares de las víctimas hicieran la denuncia”, reveló.

A cada una de las personas que embarcó, según el fiscal, le cobraron 150 dólares estadounidenses para evadir los controles del Estado. Luis Alí Martínez y Luis Ramón López serán presentados e imputados por la presunta comisión de tráfico ilegal de personas y asociación para delinquir.

Además, las fiscalías identificaron a otros integrantes de la banda, por lo que solicitaron orden de aprehensión.

“Los solicitados son Héctor Luis Martínez, Diego Andrés Martínez Brazón, Neison Luis Martínez López, y Lisandro del Valle Planites Sánchez, quienes se encuentran vinculados directamente al caso de acuerdo a las pesquisas realizadas hasta el momento. El Ministerio Público sigue investigando las conexiones de estas mafias con autoridades de la zona, por lo que no se descartan otras detenciones”.

GNB cómplice de la tragedia de Güiria
Asimismo, el fiscal reveló que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvieron a Luis Alí Martínez el pasado 9 de diciembre cuando traía a varias personas desde Trinidad y Tobago.

Los uniformados les cobraron 4.500 dólares estadounidenses para no reportar la detención al Ministerio Público. “Se quedaron con un motor de su embarcación. En tanto no es legal el zarpe de la embarcación. Por este hecho solicitamos orden de aprehensión contra 7 funcionarios de la Estación de Vigilancia Costera Güiria de la GNB”, agregó.

Se trata, detalló Saab, del capitán Eliud Betancourt Cova, Comandante de la Estación de Vigilancia Costera Güiria; el sargento mayor de 3ª Leonel Bonillo Marcano, la sargenta de 2ª Neomar Sifontes Guerra

También se solicitó la aprehensión de los sargentos primeros Brayan Chirino Velázquez y Darvel Zacarías Puesme; además de los sargentos segundos Mario Cortesía Ramos y Frannel Moreno Bolaños. “A todos se les imputará el delito de extorsión agravada”, especificó.

El régimen y Trinidad y Tobago
Hasta el momento, se encontraron 28 cuerpos de los náufragos, de los cuales 26 fueron identificados por sus familiares en Güiria. Todavía quedan 2 cuerpos por identificar, señaló Saab.

Afirmó que el Ministerio Público sostuvo reuniones con el embajador de Trinidad y Tobago para garantizar que delitos como este sean castigados en ambos países. “Mantenemos contacto permanente con todas las autoridades para desmantelar de raíz a estas organizaciones que se aprovechan del dolor de la gente”, expresó.

Señaló que desde agosto de 2017, se procesaron 118 casos de tráfico ilícito de personas. Y añadió: “Hay que aclarar que este delito se tipifica y sanciona en 3 leyes venezolanas. Estas son la Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo; Ley Orgánica para la Protección de Niños, Niñas y Adolescentes; y la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”.

Los casos de delito de tráfico de personas aumentaron en los últimos 4 años. “Hubo 4 en 2017; 7 en 2018; 41 en 2019 y 66 en 2020. En total acusamos a 196 involucrados en estos hechos. Desde 2017 también procesamos 214 casos de trata de personas, de los cuales la mayor cifra se registró en 2018 con 83. Por este delito acusamos a 195 involucrados”, detalló.

Durante su declaración recordó el caso de la embarcación de Jhonnaly José, que naufragó el 23 de abril de 2019 y dejó un saldo de 26 fallecidos. En esa oportunidad se detuvieron y procesaron 9 implicados por los delitos de trata de personas, homicidio intencional con dolo eventual y asociación.

También destacó el caso del buque Ana María, desaparecido el 16 de mayo de 2019, en el que se encuentran 33 desaparecidos. Por este caso, continuó, hay una persona detenida y procesada por los delitos de trata de personas y asociación.

Saab especificó que estos hechos constituyen delitos de carácter trasnacional, por los que Venezuela “firmó documentos de cooperación común para emprender acciones conjuntas contra este flagelo”.

Explicó que también que la ruta entre las costas venezolanas y Trinidad y Tobago se hacía por ferry, el cual actualmente está inactivo. Y agregó: “Hay venezolanos que viven en Trinidad y Tobago y que dejaron familia en Venezuela, y trinitarios que viven acá y tienen sus familias allá. Por eso y la cercanía geográfica, se trata de una ruta muy demandada“.

Ante la ausencia del ferry, manifestó, la ruta la fue tomada por mafias que se dedican al tráfico ilegal de migrantes e incluso a la trata de personas.

El funcionario criticó a quienes han comparado las razones de los venezolanos para migrar con la de los migrantes de países que están en guerra o que tienen una grave crisis económica.

Dijo que desde 2014 en el Mediterráneo murieron más de 20.000 personas tratando de llegar a Europa. “La comparación sinceramente no cabe. No entendemos cómo hay personas que se prestan para utilizar estos hechos para socavar la verdad”, denunció.

“En este caso los migrantes buscaban huir de las guerras desatadas por Europa y Estados Unidos en países como Siria, Irak y Libia. No puede equipararse este hecho con el flujo de migrantes y refugiados desde el norte de África hacia Europa, que convirtió durante años a todo el Mar Mediterráneo en la fosa común más grande del planeta”, opinó.

A juicio de Saab, estas situaciones, tanto en el mundo como la de Güiria, deben esclarecerse con la justicia. “Jamás debe hacerse de la muerte un festín o propaganda”, agregó.

El fiscal lamentó la situación ocurrida en Güiria y ofreció sus condolencias a los familiares de las víctimas de este suceso. “Un hecho inédito en la historia de nuestro país. Confío en que la cooperación con Trinidad y Tobago ofrezca resultados, con base en las conversaciones que hemos mantenido”, concluyó./EN