Presidente paquistaní aprueba ley contra la violencia sexual

Dic 16, 2020 | Internacionales

El presidente paquistaní, Arif Alvi, firmó este martes un decreto para acelerar la justicia para los casos de violencia sexual contra mujeres y niños.


El mandatario anunció la creación de tribunales especiales y juicios rápidos, tras una serie de brutales abusos sexuales que provocaron indignación en el país asiático.
“El decreto ayudará a resolver rápidamente los casos de violaciones y abuso sexual de mujeres y niños”, afirmó Alvi en un mensaje publicado en Twitter.

El decreto Antiviolación 2020 establece la creación de Células de Crisis Antiviolaciones que deberán realizar exámenes médicos de las víctimas en menos de seis horas tras la denuncia de una violación.

Además, se establecerán tribunales especiales para casos de violencia sexual, que deberán emitir un veredicto en un máximo de cuatro meses.

La identidad de la víctima de abuso se mantendrá en secreto por su seguridad y la revelación de su nombre estará penada.

La nueva norma suprime los contrainterrogatorios a los que se sometía a la víctima hasta ahora con sus supuestos agresores. Asimismo, impone penas de hasta tres años de prisión a policías y funcionarios del Gobierno que muestren negligencia en estos casos.

El decreto quedó aprobado por el Gobierno paquistaní a finales de diciembre tras una serie de escándalos de violaciones y abusos sexuales.

Presidente presionado por los paquistaníes
Especialmente la violación en septiembre de una mujer frente a sus dos hijos. Después de que el vehículo en el que viajaban durante la noche se quedara sin gasolina en plena carretera.

Esa violación provocó una ola de indignación en Pakistán y la reclamación medidas urgentes por la falta de protección hacia las mujeres.

Poco después el primer ministro paquistaní, Imran Khan, anunció que aprobaría un decreto “estricto y holístico anti violaciones para cerrar los vacíos legales”.

El Gabinete dio luz verde a una enmienda al Código Civil que incluye la castración física de agresores sexuales habituales. Aunque no se confirmó su aprobación oficial.

En 2018 la violación y asesinato de una niña de siete años provocó protestas violentas contra la supuesta inacción policial.

Antes de la violación de la mujer frente a sus hijos, una serie de abusos a menores sacudieron el país desde 2015. Con la revelación de una red de pederastas que grabaron en vídeo hasta a 19 niños./EFE