Boko Haram reivindica secuestro de cientos de estudiantes en Nigeria

Dic 16, 2020 | Internacionales

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, reivindicó hoy el secuestro de cientos de estudiantes de secundaria en el noroeste de Nigeria, lejos del habitual feudo de este grupo yihadista, lo que revela su expansión.

«Soy Abubakar Shekau, nuestros hermanos son responsables del secuestro en Katsina», anunció en un mensaje oral el líder de este grupo, que en 2014 ya secuestró a 276 estudiantes de secundaria en Chibok, provocando una ola de indignación mundial.

Al menos 333 adolescentes están desaparecidas tras ser atacado la noche del viernes su liceo en el estado de Katsina, en el noroeste de Nigeria, a centenares de kilómetros del territorio de Boko Haram, que opera habitualmente en el noreste del país, alrededor del lago del Chad.

Esta cifra de 333 colegiales secuestrados fue dada por el gobernador de Katsina y confirmada el lunes por fuentes militares, pero no parece definitiva, pues algunos de ellos podrían haber escapado y luego perderse.

En Twitter, el gobernador Aminu Bello Masari aseguró que había «conversaciones» con los secuestradores «para garantizar las seguridad» de los adolescentes y «permitir su retorno a sus casas».

Más de un centenar de hombres armados que se desplazaban en moto atacaron la escuela rural pública ubicada en la localidad de Kankara.

Muchos adolescentes lograron huir y se refugiaron en un bosque aledaño, pero otros fueron alcanzados, separados en varios grupos y llevados por los asaltantes, según los habitantes con los que tomó contacto la AFP.

El rapto fue en un principio atribuido a grupos armados «bandidos», sin motivación ideológica o religiosa, que aterrorizan a la población en esa región inestable, donde los secuestros para obtener rescates son frecuentes.

«El anuncio de la reivindicación por Boko Haram ha destruido toda la esperanza que tenía de volver a ver pronto a mi hijo», dijo a la AFP un padre de familia, que se identificó solamente como Ahmed, y que se reunió con otros progenitores cerca de la escuela ahora vacía.

Propagación yihadista

Muchos expertos y observadores de la región han advertido sobre un posible acercamiento entre estos «bandidos» y los grupos yihadistas que extienden su influencia en toda la región del Sahel, desde el centro de Mali hasta el lago del Chad, al norte de Camerún.

El presidente Muhammadu Buhari, originario de Katsina, y que se hallaba en esta región en el momento del secuestro, condenó el ataque y ordenó que se refuercen las medidas de seguridad en todas las escuelas.

En el estado de Katsina, los establecimientos escolares fueron cerrados.

La presidencia afirmó el sábado que el ejército había localizado «el refugio de los bandidos» y que había una operación militar en curso.

La seguridad se ha deteriorado gravemente en el norte de Nigeria desde la elección del presidente Buhari en 2015, a pesar de que había dicho que la lucha contra Boko Haram era la prioridad de su mandato presidencial.

Atrocidades

El grupo yihadista de Abubakar Shekau ha cometido numerosas atrocidades en las últimas semanas. Reivindicó la matanza de decenas de trabajadores agrícolas cerca de Maiduguri, la capital del Estado de Borno, y un «bárbaro» ataque este fin de semana pasado contra un pueblo cerca de Diffa, en el vecino Níger, donde al menos 28 personas resultaron muertas, la mayoría quemadas vivas.

El jefe de Estado nigeriano, de 77 años, había anunciado que hablaría ante la Asamblea nacional sobre la inseguridad en el país, antes de dar marcha atrás, al negarle al parlamento «poder constitucional para dar lecciones al presidente en su rol de comandante general de las fuerzas armadas», según justificó su ministro de Justicia Abubakar Malami.

El conflicto yihadista ha causado 36.000 muertos, esencialmente en el noreste del país, y cerca de dos millones de desplazados. Se ha extendido al Chad, Camerún y Níger, países vecinos de la cuenca del lago Chad./AFP