Quito estudia incrementar restricciones por aumento de la demanda sanitaria

Nov 11, 2020 | Internacionales

Las autoridades sanitarias advirtieron de un aumento en la demanda de atención sanitaria en Quito, la más afectada por la pandemia de la Covid-19 en Ecuador, que ha empezado a discutir sobre ciertas restricciones durante las fiestas de diciembre próximo.

La Secretaría de Salud del Distrito Metropolitano de Quito presentó este martes un informe sobre la situación en la «semana epidemiológica 45», que concluyó este 9 de noviembre y en el que se han confirmado cerca de 2.000 nuevos casos de covid-19, respecto a la semana precedente.

Francisco Pérez, delegado de la Secretaría de Salud, detalló en ese informe que hasta el 9 de noviembre los casos positivos sumaban 57.105, además de 26.269 bajo sospecha y que el número de personas fallecidas era de 1.667.

Precisó que la «semana epidemiológica 45» cerró con 1.926 casos confirmados y ubicó a los barrios de Cotocollao (en el norte de la urbe), Chillogallo, La Magdalena, Chimbacalle (en el sur) e Iñaquito (en el centro) en los que se concentran el contagio.

El informe de la Secretaría de Salud recordó que se han organizado «brigadas fijas y móviles» para realizar pruebas de diagnóstico entre la población y que hasta el momento se ha detectado una tasa de resultados positivos del 20,52 por ciento.

Varios medios de comunicación han informado de que el Municipio de Quito analiza nuevas restricciones para afrontar las próximas festividades, especialmente en torno al 6 de diciembre, por los 486 años de la fundación de la ciudad, y las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

Medidas como evitar reuniones masivas, suspender actos públicos (competencias deportivas o bailes populares), prohibir la venta de licor los fines de semana y restringir la atención presencial en restaurantes por Navidad o Año Nuevo, se incluyen en la discusión planteada en el Ayuntamiento de la capital.

De su lado, Danilo Calderón, gerente del hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en el sur de Quito, indicó en una declaración difundida por su oficina a la que ha tenido acceso Efe que en los últimos días se ha registrado un incremento en la recepción de casos de hospitalización.

El nivel de hospitalización, que se encontraba en el 40 por ciento en esa casa de salud, se ha elevado al «80 por ciento», precisa Calderón en el informe y confirma que las 43 camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que dispone el centro están siempre ocupadas.

Asimismo, recuerda que el Hospital IESS-Quito Sur tiene una sección de «Cuidados Intermedios», para los casos menos graves, pero remarca que cuando una cama UCI es desocupada, trasladan a esa vacante a algún paciente de los intermedios, para evitar que sufra una descompensación total.

Diariamente, dice Calderón, en su hospital se reciben «cien personas para covid y cien para no-covid», pues en el hospital a su cargo se atienden también pacientes para otras especialidades y no sólo por coronavirus.

Por ello, remarca que «esta nueva normalidad está cargada de nuevos retos» para los servicios sanitarios del país, pero deja en claro que se trata de una lucha contra un agente patógeno nuevo en el mundo y para el que todavía no hay cura./EFE