El nerviosismo delató a la nieta de la abogada asesinada en Colón

Nov 5, 2020 | Sucesos

Una adolescente, de apenas 15 años de edad, nieta de la víctima, y el novio de esta, de 20 años, fueron aprehendidos por funcionarios Contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, como presuntos autores materiales en el crimen de la abogada Solvey del Carmen Useche Cárdenas, de 65 años de edad, cuyo cadáver, parcialmente quemado, fue encontrado en horas de la tarde del pasado domingo en la vía al vertedero de basura de Lobatera.

Los funcionarios encargados de las investigaciones lograron en tiempo récord el esclarecimiento del caso, apenas a pocas horas de obtener la identificación de la víctima, una conocida profesional del Derecho que tenía residencia en la población de San Juan de Colón, municipio Ayacucho, donde era ampliamente conocida y apreciada.

De acuerdo con la información obtenida en medios del Cicpc, personas que el pasado domingo, primero de noviembre, transitaban hacia el vertedero municipal de Lobatera, zona considerada como solitaria y desolada, observaron a orillas de la carretera, en un lugar boscoso, el cadáver de una persona y al acercarse se percataron que estaba parcialmente quemado y prácticamente semidesnudo, debido a que el fuego destruyó gran parte de su vestimenta, dejando tan solo algunos segmentos de tela estampada de vivos colores.

Se notificó a las autoridades y poco después arribaron comisiones de la Brigada Contra Homicidios de la delegación estadal Táchira del Cicpc, que de inmediato se percataron que se trataba de una persona del sexo femenino, que de momento no fue identificada por falta de documentos. Se procedió, con los protocolos de rigor, al levantamiento del cadáver y fue llevado, como “desconocido”, a la morgue del Hospital Central, para establecer mediante la autopsia de ley las causas de muerte.

«
La policía tuvo que movilizarse de nuevo hacia la zona norte, en horas de la mañana del lunes, debido a que en la entrada a San Juan de Colón, sector conocido como La Jabonosa, parte baja, fue localizada totalmente quemada una camioneta, marca Hyundai, propiedad de una conocida abogada de esa localidad, lo que hacía suponer una relación entre el cadáver quemado y el carro quemado.

Asesinada en su casa
Partiendo de esta premisa se inició la investigación policial, que bajo la dirección del comisario general Wílmer Uribe Guerrero, director del Cicpc Táchira, incluye a funcionarios de las delegaciones de San Cristóbal y La Fría, expertos en la investigación de homicidios que en poco tiempo comprueban que las sospechas tenían fundamento.

La camioneta quemada resulta ser propiedad de la abogada Solvey Useche Cárdenas, quien según sus familiares se encontraba desaparecida desde el domingo primero de noviembre, de manera que se procede a programar un reconocimiento, donde la persona que fue quemada en el basurero de Lobatera es identificada por sus familiares.

Esta situación pone de inmediato la investigación en el entorno de la víctima, que había sido vista en horas de la mañana del domingo en su residencia, ubicada en la urbanización Urdaneta, en San Juan de Colón, a donde acuden los funcionarios para dar inicio a las averiguaciones. Se enteran que, ese día, en la casa tan solo se encontraban la abogada y su nieta, de apenas 15 años de edad, la cual es requerida para una entrevista preliminar.

La sola presencia de los detectives en el lugar provocó en la menor un comportamiento que llamó la atención, especialmente por su nerviosismo y un temblor que invadió su cuerpo.

Los hombres, dirigidos por Uribe Guerrero, intuyeron que algo estaba ocurriendo con la joven y notan que incurre en contradicciones en algunos de sus argumentos, hasta que finalmente estalla en llanto y revela lo que en efecto ocurrió.

Se supo que el novio, de 20 años de edad, identificado como O. J. Durán Guerrero, ingreso a escondidas a la casa de la abogada para sostener un encuentro furtivo con la muchacha. De hecho, no era la primera vez que esto ocurría, pero en esta oportunidad fue sorprendido por Solvey, quien le reclama y como consecuencia surge una fuerte discusión entre ambos.

El hombre le propina una golpiza, hasta causarle la muerte, y una vez que se percata de ello, con la ayuda de la nieta de la abogada va hasta la zona de Lobatera para deshacerse del cadáver. Lo suben en la camioneta Hyundai, modelo Santa Fe, color beige, propiedad de la víctima, para luego llegar hasta el vertedero de basura, donde lo dejan a orillas de la carretera y le prenden fuego. La idea era destruir toda evidencia, que el cadáver fuera carbonizado para evitar la identificación, pero por alguna razón el fuego se apagó, causando tan solo quemaduras parciales.

Ya con una idea clara sobre la manera como ocurrieron los hechos, los funcionarios del Cicpc San Cristóbal y La Fría se abocan a la búsqueda de Durán Guerrero, quien es ubicado y detenido en San Juan de Colón.

El homicidio de la conocida profesional del Derecho fue aclarado en tiempo récord, en tan solo horas, lo cual demuestra el profesionalismo y la capacidad de los funcionarios, comentó más adelante el comisario Wílmer Uribe Guerrero.

Tanto el adulto como la adolescente fueron colocados a las órdenes del Ministerio Público./La Nación