Simulacro electoral en Mérida fue el preámbulo al secuestro oficialista del proceso del 6D

Oct 26, 2020 | Política en Mérida

Daniel García coordinador de la alianza Merideños unidos por Venezuela integrada por los partidos PMI, Unión Progreso MAS, UPP89, Pro Ciudadanos y NUVIPA manifestó su preocupación y repudio y catalogo el simulacro electoral como un acto inmoral y dantesco.
Una comparsa de legendarios dirigentes, candidatos importados en una especie de asociación para delinquir apoyados por funcionarios del CNE, colectivos, fuerza armada, estructuras ministeriales, funcionarios de alcaldías, concejales , diputados al consejo legislativo y del protectorado de Mérida lista en mano activaron a los empleados públicos que están en nóminas que dependen del estado venezolano para cubrir las deficiencias por la falta de espontaneidad e interés del electorado Merideño.
Días atrás se denunció el injerencismo oficialista en el proceso electoral ante el CNE regional quien opera como un apéndice de la ilegalidad donde señalábamos la actuación de las instituciones en la pre campaña y el simulacro no escapo a estas acciones premeditadas, de participación forzada, mal trato a los pocos asistentes bajo un ambiente frenético y vulgar que contrasta con las condiciones mínimas de actuación en igualdad de condiciones y donde de las organizaciones políticas de oposición fueron, menospreciadas relegadas y apabulladas en todo el territorio merideño donde absolutamente todos los centros dispuestos para este evento estaban bajo el control de los sectores del gobierno nacional .
Algunos partidos políticos coinciden que a medida que avanza el proceso electoral y se acerca la campaña formal crece el ventajismo y se evidencia el secuestro del proceso para beneficiar al sector oficial quienes tiene el control absoluto de la movilidad de la gente, desarrollan una acción política con todas las consideraciones y prebendas que se generan y tiene en sus manos debido al control férreo por la pandemia del COVID que suprime a su mínima expresión, la actividad opositora y potencia exponencialmente la oficialista.
Las condiciones mínimas no se están cumpliendo, la desinformación está a la orden del día, el sistema de votación cambio y el 90% de la población lo desconoce incluyendo a la dirigencia partidista. El ente rector y el clan de sus pilluelos en las regiones, pretende que la ciudadanía se familiarice con estos nuevos equipos en un ambiente hostil. Se invita al votante a ver el ventajismo descomunal que ejercen para desencantar al elector que ya de por si duda del sistema electoral venezolanos y de las instituciones que acompañan estos procesos.
Pese a esta grave situación el 85% de los venezolanos hoy, están en contra del régimen por lo que una votación masiva no daría oportunidad de triunfo a los destructores del país, abandonar el proceso les restablecería el poder absoluto. Todas las luchas deben juntarse y la electoral es una de ellas.