porvenganza

 

De un tiro a quemarropa mataron el pasado lunes a las 3.00 de la madrugada, a Eliana Lora Toledo, de siete meses, en el Barrio Topo 1, al norte de San Matero, en el municipio Bolívar. Los detectives del Eje de Homicidios de la Policía científica aseguran que integrantes de la banda criminal El Pedrito, buscaban al padre de la pequeñita.

A través de una minuta policial se conoció cómo se produjo el doble asesinato. En medio de la oscuridad, 20 delincuentes llegaron a una humilde vivienda, en la parte alta del callejón Pico de Plata, para ajustar cuentas con Frank Reinaldo Lira Sequera (25). Golpearon la puerta en varias oportunidades, Frangelis Eliana Toledo Velásquez (20), su esposa, abrió, llevaba en los brazos a la bebita.  

Cuando la joven observó a los antisociales les imploró que no los mataran, uno de los hombres gritó: “Quítate que vamos a matarlo”. Al cabo de minutos apuntaron al infante, un proyectil le atravesó la cabecita, luego balearon a la dama en el brazo derecho. Corrió con su hija hasta el centro asistencial más cercano.

La banda esperaba afuera de la casa por Fran, no salía, descargaron fusiles de R-15, 300 veces; pistolas automáticas, revólveres e incluso lanzaron una granada incendiaria. Lograron el objetivo, el hombre murió en una de las habitaciones.

Puertas, ventanas, paredes, camas, muebles, incluido el techo de zinc, presentaban orificios de bala. La Brigada de Homicidios del cuerpo detectivesco esta tras la pista de los responsables (LV)