1

familiaresdeendewelvillalobos17

Mientras Endelwel Brian Villalobos Martínez, de 20 años, se encontraba el pasado sábado a las 8.00 de la noche, en el frente de la ferretería El Peyo, ubicada en la Circunvalación 3 del municipio Maracaibo, dos delincuentes lo sorprendieron y sin mediar palabras le dispararon en cuatro oportunidades. Tres balas impactaron en su cabeza y una en su pierna izquierda, cayó casi muerto sobre el pavimento.

A las afueras de la morgue forense, Omar Boscán, padre de la víctima, intentaba buscarle una explicación a lo sucedido. No sabía quiénes habían asesinado a su hijo, lo único que entendía era que no volvería a verlo nunca más. Recordó que hace un mes, el joven tuvo un problema con un azote del barrio 19 de Abril, donde residía, juró venganza, "amenazó con matarlo" si se cruzaba en su camino, al parecer cumplió.

Con la mirada perdida y un nudo en la garganta, Omar, prosiguió con su relato. Unos compañeros de trabajo de Endelwell lo llamaron por teléfono para informarle que unos antisociales lo balearon, de inmediato subió a su camioneta con rumbo a la ferretería, al llegar lo halló tendido en suelo sobre un charco de sangre.

Reunió fuerzas de donde pudo y lo subió al vehículo con destino al Centro Clínico Nazareth, donde llegó sin signos vitales. Ninguno de los jóvenes que acompañaban a la víctima en el momento del asesinato pudieron describir a los pistoleros ni siquiera lograron observar el vehículo en el cual se desplazaban, mientras unos aseguran que era una moto, otro sostienen que se trataba de una camioneta.

De manera extraoficial trascendió que el occiso estaba solicitado por robo agravado de vehículo desde el 20 de junio del año pasado. Los funcionarios de la Policía científica están tras la búsqueda de los homicidas, hasta el momento manejan el caso como un ajuste de cuentas./La Verdad