furgoneta tachira cicpc26

El asesino había engañado a Leswi Mauricio López Flores, de 15 años. Le dijo que lo acompañara a buscar materiales para hacer papagayos, y el joven, quien era discapacitado mental, sin notar ninguna clase de maldad, lo acompañó. El asesino estaba acompañado de otros dos jóvenes.

La inocencia de Leswi lo llevó a ser víctima de los tres delincuentes, quienes lo asesinaron con un destornillador y pico de botella en un sector boscoso, situado en la zona industrial Terrinca de Guatire, estado Miranda.

El joven había desaparecido el pasado lunes siete de enero cuando fue a visitar a su madre a su lugar de trabajo en la entidad y luego se dispuso a regresar a su vivienda, pero nunca llegó.

Su madre cuando llegó en horas de la noche no lo encontró, por lo que comenzó a buscarlo, junto con vecinos, pero no daban con su paradero. El martes siguieron tras su pista y alrededor de las 7.00 de la noche se enteraron que había sido encontrado muerto.

La víctima presentaba alrededor de 20 heridas, en el cráneo, cuello y rostro. Además de que le robaron sus pertenencias.

Extraoficialmente se conoció que vecinos de un barrio cercano a la zona industrial escucharon a un joven de 19 años alardear de que había matado a alguien, para presuntamente enseñar a dos jóvenes más, entre ellos uno de 16 años, a matar y robar.

Los funcionarios de la Policía detuvieron al asesino y en medio del interrogatorio confesó que lo había matado para enseñarles a otros dos delincuentes como matar y robar.

La gran pasión de Leswi era jugar con papagayos y era muy querido en su comunidad./La Verdad