robaronatauddesargentodelaguardiaasesinado09

La tumba de unos de los tres funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, GNB,  asesinados el domingo en Amazonas durante una emboscada, perpetrada por grupos irregulares, fue profanada  al ser hurtado su ataúd en  el cementerio de Apure, de donde el militar era oriundo.

El día miércoles  en la mañana, tras conocer la insólita situación, una comisión del Desur Apure, se trasladó hasta el cementerio El Rabanal,  municipio Biruaca, donde el efectivo había sido sepultado el día anterior,  con la finalidad de corroborar el hecho.

Al llegar al camposanto, efectivamente  observaron que   la tumba del joven Sargento Primero, José Jean Martínez Bolívar, de 23 años, había sido profanada, el cuerpo  reposaba en la tierra, al fondo de la fosa   y su urna  ya no estaba.  El hecho obviamente  les llevó a los profanadores un tiempo considerable, sin mencionar  cómo  sacaron la urna del cementerio, lo que significa que contaron con el suficiente  para hacerlo y  sin ningún riesgo, pues éste como otros cementerios del país no cuenta con seguridad interna, menos durante las noches.

En virtud  de esta lamentable  realidad,  el  Comando N° 35 de la GNB en Apure adquirió otro féretro y de nuevo, se procedió a sepultarMartínez Bolívar, quien junto  a   los también sargentos primeros Alfredo Antonio Solano Guevara y Robert José Artahona Díaz, fueron las víctimas mortales del desproporcionado ataque de un grupo subversivo en la comunidad indígena Picatonal, a 15 minutos de Puerto Ayacucho, estado Amazonas. (MB)-La Nación