falsoguardianacionalcapturado17

De nuevo,  un mototaxista que en  2015 fue detenido por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana,  GNB,  por uso indebido de prendas militares y presunta extorsión,  fue puesto  tras las rejas por una comisión  del Desur adscrita a  ese mismo cuerpo castrense, que lo intervino en el terminal  de pasajeros de La Concordia.

Este miércoles, aproximadamente  a las 5:00 de la tarde, efectivos  motorizados  de la Cuarta  Compañía del Desur-Táchira que efectuaba  labores de patrullaje  preventivo en  La Concordia, se percató  de la presencia sospechosa de un hombre  vestido  con uniforme militar que al notar su presencia, se tornó  nervioso y  evasivo, razón por la cual lo intervinieron.

Pese a que no portaba  armas, si vestía el uniforme de la Guardia Nacional,  presunto Sargento Primero,  y  lucía botas negras “caña alta”, de las que usan los funcionarios motorizados, pero al solicitarle en reiteradas oportunidades   sus documentos, acreditación o carnet militar,  se vio descubierto, no tenía nada, por lo que terminó admitiendo que no era militar, aunque inicialmente  aseguró  que “trabajaba en el  Destacamento 19 de los Comandos Rurales 19”.

Reveló seguidamente que se vestía como militar para “recoger” dinero entre los comerciantes adyacentes al terminal de pasajeros, bajo coacción,    para no llevárselos  detenidos.

Ante las víctimas se hacía pasar  por “Comandante de la Compañía Motorizada  del Core-1”.

Lo identificaron como J. Gotopo,  de 29 años de edad, mototaxista de oficio, con domicilio en la calle principal de Cordero, municipio Andrés Bello, quien tras ser trasladado a la sede del Desur, en las instalaciones del Comando de Zona 21 de la GNB, varios funcionarios apenas lo vieron  llegar, lo reconocieron de inmediato como el mismo falso militar  que en 2015 fue procesado por los mismos delitos.

Se dijo que  en esa fecha, Gotopo  también  vestido  como militar,  estaba extorsionando a un motorizado que oportunamente hizo la respectiva denuncia que llevó a su aprehensión por parte de la Guardia Nacional.

Esta vez, el reincidente quedó  a disposición de la Fiscalía Militar 31 del Táchira, instancia que este viernes lo presentará ante tribunales  militares, con sede en La Fría, municipio García de Hevia,    por los delitos cometidos.

Por otra parte, la Fiscal que conoció del caso,  giró instrucciones para que el uniforme que vestía  y las botas que  calzaba  el hombre, sean objeto de experticias para,  entre otros aspectos, conocer su procedencia. (MB)/La Nación