bandadeladronescapturados tachira16

“Pesquisas adscritos al Eje de Homicidios San Cristóbal lograron la aprehensión de Franyer J., de 19  años de edad y de Kelvin B., de  22 años,  quienes le causaron la muerte a Teófilo Mendoza Plata, de 65  años, de profesión comerciante, con objetos contundentes luego de que este opusiera resistencia al robo, llevándose posteriormente varias pertenencias de la vivienda, las cuales fueron recuperadas por la Policía Científica”.

De esta manera, el director nacional del Cicpc, Douglas Rico,  informó sobre el  esclarecimiento  del homicidio de Mendoza Plata,  docente tachirense jubilado,  que actualmente tenía una bodega en la  vía principal  de El Junco, sector Tierra Blanca, Cuesta Los Garrapatos, municipio Cárdenas,   donde el 6 de agosto en la mañana, hallaron su cadáver.

Se pudo conocer  -agregó Rico – que estos delincuentes asesinan a su víctima  el domingo 5 de agosto en horas de la noche, pero no fue sino hasta el otro día cuando se hizo el hallazgo del cuerpo.

Del homicidio de Mendoza ya se había  hecho referencia en el momento oportuno; se dijo que le apreciaron en la cabeza  una herida causada con objeto contundente, y  que por las características del hecho,  no se descartaba que  fuera asesinado para robarlo.

Banda desmantelada

Rico también hizo mención al desmantelamiento de una banda  dedicada  al robo y hurto en comercios en el municipio García de Hevia.

Funcionarios del Cicpc adscritos a la subdelegación La Fría lograron el desmantelamiento de la banda “Los Caco”, integrada por cinco delincuentes que se dedicaban al hurto y robo en locales comerciales, hecho ocurrido en el municipio Ayacucho, estado Táchira, detalló Rico.

Los identificó  como Pablo R., 25 años, apodado “Pablito”; Josmer R., 19 años; Raúl V., 22 años; Jesús P., 20 años y José R.,  de 25 años de edad.

—Se tuvo conocimiento del caso después de recibir denuncias formuladas por los empresarios en la sede policial, indicando que personas desconocidas se aprovechaban de las horas nocturnas para introducirse en los negocios ubicados en el sector La Esperanza, violentando los sistemas de seguridad y portando armas de fuego con la finalidad de amedrentar a los vendedores, llevándose objetos de valor, alimentos de primera necesidad y productos de alto consumo, para posteriormente comercializarlos, obteniendo beneficios económicos—, expresó.

Inmediatamente –agregó- se realizaron las experticias fílmicas donde pudieron observar a los antisociales cuando entraban y salían del lugar, perpetrando el delito. Es por ello que pesquisas del cuerpo detectivesco se ubicaron en el sector e implementaron un dispositivo de patrullaje que los condujo al arresto de los individuos, incautándoles mercancía perteneciente a los locales. El caso lo lleva la Fiscalía Vigésima. (MB)/La Nación