cadaverenmorgue28

El cadáver del ingeniero de Sistemas, Gabriel Andrés de Mendoca De Sa, de 33 años de edad, fue localizado el lunes en la primera etapa del sector Las Canteras, en la urbanización El Encantado, municipio El Hatillo. Lo ultimaron de cuatro tiros en la cabeza y tórax.

De Mendoca De Sa había salido a trotar el domingo a La Lagunita y no retornó a su vivienda, en el conjunto residencial Las Rocas, en La Boyera. Inicialmente se presumió que estaba secuestrado debido a una llamada que recibió uno de sus familiares, pero luego se descartó esa posibilidad.

Entre las hipótesis que manejan los investigadores de la División contra Homicidios del Cicpc está la muerte por encargo, por una presunta deuda con divisas estadounidenses que tendría la víctima. No obstante, no se descartaría otro móvil.

La División contra Homicidios del Cicpc asumió las pesquisas y, además de entrevistar a los familiares, también investigan su entorno social y laboral.

El cadáver del ingeniero de Sistemas estaba maniatado, descalzo y llevaba la misma vestimenta con la cual salió de su casa a trotar. Por la data de muerte presumen que fue ultimado el mismo domingo.

De Mendoca De Sa integraba una familia muy católica, su madre fue catequista. Se informó que el ingeniero ayudaba al diácono de la capilla del Cementerio del Este en los servicios fúnebres.

En la Baralt. A Yeison David Palma, de 22 años de edad, lo mataron de una cuchillada que le perforó la aurícula derecha, el domingo en la madrugada, en la avenida Baralt cuando se negó, junto con sus acompañantes, a entregar las pertenencias a delincuentes.

Palma, familiares y amigos estuvieron en una reunión el viernes en la noche y luego se fueron a una tasca en el centro de Caracas. Al salir de allí se detuvieron en la calle a la espera de un taxi que los llevara a su vivienda en la avenida Lecuna. Ningún auto se detuvo y decidieron irse a pie.

Cuando pasaban frente a la Torre Profesional Baralt, que está invadida desde hace años, salieron dos hombres, uno de ellos con un cuchillo, que les dijo: “Entreguen todo”. Palma respondió que no tenían ni celular y luego le preguntó: “Pero ¿qué nos vas a robar?” y el individuo indicó: “Dame todo, que tengo un cuchillo”.

Luego de la torre salieron otros hombres y uno dijo al que tenía el cuchillo: “Métele”, pero le quitó el cuchillo e hirió a Palma. El homicida y sus acompañantes entraron al edificio mientras el herido y sus amigos quedaron en la acera pidiendo auxilio hasta que pasó una patrulla de PNB que los llevó al hospital Pérez Carreño donde murió.

Toda la familia Palma es cristiana evangélica, incluso Yeison David Palma, que era el mayor de tres hijos. Laboraba en herrería con su padre. Tenía previsto irse a Perú./EN