capturadosladronesdecarrosenurena20

Funcionarios adscritos al Eje de Investigaciones Contra el Hurto y Robo de Vehículos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), aprehendieron a dos colombianos y un venezolano por contrabando de vehículos automotores, en el estado Táchira.

Los detenidos fueron identificados como: J. Daza;  I.  Ruíz, de nacionalidad colombiana; y C. López, quienes transportaban vehículos de manera ilegal por medio de trochas clandestinas hacía la república de Colombia.

En este sentido, explicó Douglas Rico,  director nacional del Cicpc, que la captura  tuvo lugar en momentos en que los funcionarios se encontraban realizando labores de campo en el municipio Pedro María Ureña,  y observaron a Daza y a Urbina que se trasladaban a bordo de un vehículo marca Chevrolet, modelo Aveo LT,  con destino a territorio colombiano por la trocha “La Mona”.

Luego de  interceptarlos  y de  las indagaciones correspondientes, dichos sujetos manifestaron que efectivamente iban a llevar el vehículo hacía el vecino país, a fin de ser comercializado por las mafias que allí radican, por lo cual procedieron con la detención de ambos.

Posteriormente se logró la captura de López, por cuanto el mismo se habría presentado ante la sede del Cicpc subdelegación Ureña,  con la finalidad de retirar uno de los vehículos retenidos, argumentando que era el propietario.

Una vez se percataron de que este hombre también se encontraba involucrado en el hecho, como el conductor de los vehículos, procedieron a su detención.

Durante el procedimiento recuperaron un Chevrolet Aveo LT,  2011, placas AC066YA y una camioneta Sport Wagon Tiuna, año 2015, placas AF478TG.

El caso se encuentra a disposición de la Fiscalía en Flagrancia del Ministerio Público del estado Táchira, añadió Rico.

En otros procedimientos recientes del Cicpc-Ureña,  sus funcionarios aprehendieron en flagrancia a un sujeto  incurso en la comisión de uno de los delitos contemplados  en la Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia; mientras que otros dos, también en flagrancia, fueron  capturados por un delito de droga.

También por  el delito de Ilícito  Cambiario y  uno enmarcado en la  Ley Orgánica Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, dos hombres fueron puestos tras las rejas. (MB)/La Nación