1

El general José Morantes Torres, comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral en los Andes, informó que fueron detenidas siete personas por su supuesta participación en los ataques al Batallón de Morteros de La Grita, en el estado Táchira, y que serán procesadas en tribunales militares. “Hasta el momento hay siete personas capturadas que van a ser juzgados en jurisdicción militar. Fiscales militares están en La Grita haciendo las investigaciones del caso”, señaló Morantes Torres. Agregó que otras ocho personas fueron arrestadas por robo a establecimientos comerciales. El oficial dijo que con los plantones y las protestas la oposición pretende alterar el orden público. “Ejerceremos la autoridad con energía y determinación en La Grita. Se lo informo a todos los políticos opositores, a los representantes de Fedecámaras. Digan lo que quiera, pero vamos a imponer la autoridad en La Grita”, señaló Morantes Torres. Amenazó a la alcaldesa de San Cristóbal, Patricia de Ceballos, con llevarla a una cárcel militar. “No la eligieron para venir a causar terror en el municipio, y. después con la cara bien lavada le echa la culpa al gobernador (José) Vielma Mora y a los comandantes de la REDI y de la ZODI. ¿Es que la alcaldesa quiere ir a acompañar a su esposo en Ramo Verde”, preguntó. Sonia Medina, diputada tachirense a la Asamblea Nacional, dijo que en el estado “no había comida para tanta gente” al referirse al contingente castrense que está siendo trasladado a la entidad. “Les será cuesta arriba la alimentación de esas tropas porque en este estado no hay alimentos, al igual que el resto del país. Tendrán que buscar en la basura para que puedan alimentar a esa gente”, señaló Medina. Asogata y más El jueves, a las 2:30 de la madrugada, encapuchados con armas y en camionetas irrumpieron en la sede de la Asociación de Ganaderos del Táchira. Los vigilantes fueron amarrados y las oficinas administrativas, quemadas y saqueadas. En la presidencia, una imagen de la Virgen de La Consolación, patrona de los tachirenses, quedó intacta. Vigilantes comentaron que uno de los trabajadores pidió ayuda a un piquete militar que pasó por el sitio pero no prestó auxilio. “Nos mantenemos en pie de lucha para recuperar a nuestro país”, señaló Leonardo Figueroa, presidente del gremio. Otros establecimientos comerciales localizados en el este de San Cristóbal fueron atacados, pero los vecinos dispersaron a los saqueadores./EL NACIONAL
Gobernación de Mérida