juangaudidoenfrentagncb palaciolegislativo

Jorge Navas, coordinador del Colectivo Resistencia y Rebelión, negó este lunes que miembros de esa organización, afectos al régimen de Nicolás Maduro, hayan agredido a periodistas el pasado martes 7 de enero. Ese día, Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, asistió al Palacio Federal Legislativo para la sesión ordinaria luego de la ilegítima juramentación de Luis Parra como jefe del Poder Legislativo.

«Solo hacemos un trabajo para evitar que se fomenten desórdenes públicos y garantizar que todo se lleve en armonía. Aquí hay un poder popular que tiene un estamento legal; hay una articulación del pueblo, de los movimientos sociales y de los cuerpos de seguridad del Estado para preservar la paz. Eso se puede hacer; no creo que haya problemas. Si en un momento dado se quiere generar un acto  desestabilizador, hay que tomar cartas en el asunto«, justificó Navas en una entrevista concedida a Globovisión.

Navas aseguró que el día en que varios periodistas resultaron agredidos y robados presuntamente por miembros de ese colectivo, detuvieron a tres hombres pertenecientes a la Fundación Gilber Caro y los entregaron a la Guardia Nacional Bolivariana.

«A uno de esos individuos se le quitó el teléfono que le arrebató a uno de los periodistas del diario El País. Esos no eran los colectivos. En esa situación se cuelan muchos zorros y camaleones; se aprovechan para cometer ese tipo de actos y echarles la culpa a los colectivos. Los colectivos revolucionarios no tienen nada que ver con robos o secuestros, con nada de eso. Estos son movimientos sociales que hacen un trabajo de desarrollo para preservar los territorios», alegó.

Señaló que los colectivos son cuerpos combatientes y muchos de los integrantes están enrolados en la milicia bolivariana. «Eso no es un secreto, y si eres un miliciano debes tener una formación mínima en el orden militar. Eso te da para detener en un momento dado a un ciudadano que está cometiendo un delito», agregó.

Navas también negó que porten armas y que los financia el régimen de Maduro. Afirmó que tienen unidades de producción, máquinas y transportes que les generan ganancias aunque, como cualquier venezolano, les cuesta vivir por la situación inflacionaria en el país y la tasación del dólar.

«Tenemos que vivir de algo, pero no le estamos pidiendo nada al gobierno para mantenernos. Eso sería algo irresponsable porque nosotros estamos hechos para el trabajo», manifestó.

Navas puntualizó que su colectivo funciona en los perímetros de la Asamblea Nacional, de la Vicepresidencia de la República y de la ilegítima asamblea nacional constituyente.

«Estamos abiertos a cualquier investigación y si resulta que alguno de mis muchachos está implicado en algo, nosotros mismos lo ponemos a la orden del Ministerio Público. Muchos dicen que violamos los derechos humanos, eso tiene que ser comprobado. Los colectivos siempre andamos apegados a las leyes«, dijo.

Finalmente, Navas agregó: «Soy de los primeros que está en contra de que se agreda a los periodistas. A mí no me gusta nada de eso, siempre trato de que estén salvaguardados dentro de los perímetros. Como dije, hay muchos zorros y camaleones que quizá son pagados y enviados»./EN