donorah figuera15

Un grupo de personas protestó este lunes frente al servicio de inteligencia (Sebin) en Caracas para rechazar la muerte del concejal opositor Fernando Albán, quien, según informó el fiscal de la República, Tarek William Saab, se suicidó en ese organismo.

La oposición afirma que murió durante un interrogatorio, de manera que se han realizado movilizaciones con el propósito de protestar en contra del hecho y el Gobierno nacional.

"Esto no es suicidio, esto es homicidio", gritaba la veintena de manifestantes, varios de ellos diputados y concejales, mientras caminaban con un ramo de flores hacia el edificio del Sebin en Plaza Venezuela, en el centro de capitalino. Un cordón policial les impidió llegar al sitio.

La diputada Dinorah Figuera, del partido Primero Justicia -del que formaba parte Albán-, dijo que pedirán al Parlamento, de mayoría opositora, investigar al fiscal general, Tarek William Saab, por supuestamente ser "cómplice" de la muerte del concejal hace una semana.

"Exigimos que el fiscal se inhiba de formar parte de las investigaciones por sus declaraciones irresponsables, no puede ser juez y cómplice", dijo Figuera.

Saab afirmó que Albán se lanzó desde el ventanal de un pasillo del piso 10 de ese edificio del Sebin tras haber pedido ir al baño. Sin embargo, antes había afirmado que se había lanzado desde la ventana de un baño.

La oposición asegura que fue arrojado sin vida por agentes del Sebin para borrar evidencias de su muerte.

El Parlamento, cuyas decisiones son anuladas por el máximo tribunal del país, que lo declaró en desacato, también pedirá que Naciones Unidas colabore con la investigación.

Figuera aseguró que Albán nació en Colombia, por lo que también solicitarán al gobierno de ese país que exija una investigación independiente. "La familia está dispuesta a una exhumación para que se esclarezca qué pasó", añadió.

Albán fue detenido el 5 de octubre por su supuesta participación en la explosión de dos drones cerca de la tarima en la que el presidente Nicolás Maduro daba un discurso el pasado 4 de agosto en Caracas.

El mandatario denunció que se trató de un intento de magnicidio. Por el caso ha habido una treintena de detenciones./AFP