rafael uzcategui provea24

Provea y el Movimiento Vinotinto llamaron a iniciar el proceso de articulación de todos los sectores de la sociedad civil para exigir la renuncia de Nicolás Maduro, quien el martes fue proclamado presidente por el CNE para un nuevo período. Rafael Uzcátegui, coordinador de Provea, explicó que no basta el lobby internacional; se requiere de la presión interna para que el jefe del Estado salga del poder.

“El artículo 233 de la Constitución establece que cuando se produce la falta absoluta del presidente en los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a otra elección universal y directa dentro de los 30 días siguientes. Maduro motu proprio no va a renunciar, por eso debe activarse la presión popular”, indicó.

Uzcátegui refirió que la solicitud sería similar a las acciones emprendidas en Perú, cuando Alberto Fujimori fue elegido de forma fraudulenta para un tercer período presidencial. Agregó que se requiere de una plataforma unitaria, más allá del Frente Amplio y los partidos, para que sea efectiva la presión por la renuncia presidencial.

El activista dijo que urge la reconstrucción de la institucionalidad democrática y del tejido social del país. Sostuvo que luego de “unas elecciones viciadas”, cuya cancelación fue solicitada por Provea ante el TSJ, el jefe del Estado está en incapacidad de resolver los conflictos del país.

“Nicolás Maduro tiene serios problemas para cumplir con los ofrecimientos de su corta campaña y esto aumentará el descontento de la gente y las reacciones de los sectores sociales que no encontrarán respuestas a la gravedad de la crisis. Habrá más conflicto y confrontación”, expresó.

Provea considera que el 20 de mayo hubo un fraude y duda de las cifras anunciadas por el CNE. La ONG advirtió ayer: “Los estándares internacionales en derechos humanos rechazan cualquier tipo de decisión que aumente la violación de los derechos económicos, sociales y culturales de la población, lo cual puede ocurrir en Venezuela si las sanciones o restricciones impuestas exceden a los funcionarios involucrados en delitos o violaciones de derechos humanos”.

Manuel Vírgüez, coordinador del Movimiento Vinotinto, señaló que se suman a la propuesta de Provea de presionar para que Maduro abandone el cargo y que haya otro proceso electoral en el último trimestre de este año, como establece la Constitución.

“El mecanismo para la resolución de conflictos sigue siendo el electoral, pero con la celebración de comicios verdaderos. Hay un largo camino por recorrer y estas exigencias requieren de la articulación de todos los sectores, incluso los factores políticos”. Vírgüez añadió que debe actuarse con rapidez, porque se agrava la crisis humanitaria en el país.

Proceso irregular. Luisana Subero, coordinadora de Voto Joven, plantea que todos los sectores de la sociedad civil deben debatir el camino a seguir luego de las elecciones del 20 de mayo, que consideran que se realizaron en condiciones irregulares y sin garantías.

“No nos parece pedir la renuncia de Maduro porque eso sería reconocer el proceso del domingo que no solo se hizo sin condiciones, sino que se reportó una cadena de incidencias y violaciones durante la jornada”, indicó.

Subero criticó que Nicolás Maduro fue elegido con 25% del padrón electoral. Coincidió con los voceros de las ONG sobre la ingobernabilidad que consideran marcará al país en los próximos días. El coordinador del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, Marco Ponce, dijo que luego de conocerse los resultados del 20 de mayo ha habido protestas en el Distrito Capital y en 18 estados: Aragua, Carabobo, Miranda, Bolívar, Vargas, Nueva Esparta, Monagas, Mérida, Táchira, Trujillo, Apure, Barinas, Lara, Zulia, Guárico, Anzoátegui, Yaracuy y Portuguesa./EN