asambleanacional16

La Asamblea Nacional exigió al Consejo Nacional Electoral suspender el “simulacro” del 20 de mayo por falta de garantías y porque mediante esa vía el gobierno pretende “aparentar legitimidad ante el mundo”.

En el documento que se aprobó en la sesión ordinaria de ayer, los parlamentarios reiteraron que no hay condiciones para participar en la elección ni avalar el “resultado cantado” que dará como vencedor al presidente Nicolás Maduro.

Entre los elementos que hacen dudar de la confiabilidad del proceso destacaron la falta de tiempo, la inhabilitación de dirigentes y partidos opositores, así como la convocatoria de la elección realizada por un “órgano espurio”, cuyo propósito es redactar una nueva Constitución y usurpar las competencias del Poder Legislativo.

La Cámara instó a los venezolanos a defender los artículos 333 y 350 de la Constitución, que establecen el deber ciudadano de colaborar con el restablecimiento de la democracia y el desconocimiento a las autoridades que contraríen los derechos humanos.

Además, pidió a los organismos multilaterales y a los países que han manifestado su rechazo al proceso comicial aumentar la presión contra Maduro y su gabinete, con el fin de acelerar la transición en Venezuela.

En el convenio recordaron a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que está en la obligación de prestar un servicio exclusivo a la nación y no a favor de una parcialidad política, como lo dispone la carta magna.

En el debate intervino Henry Ramos Allup, quien señaló que no pueden ser sancionados por llamar a no participar porque el artículo 63 de la Constitución establece que el sufragio es un derecho y no un deber.

Embargo. Sobre el embargo de Conoco Philips a los activos de Pdvsa, diputados aseguraron que Venezuela no recibirá ingresos por la venta del petróleo ni podrá satisfacer las demandas internas de gasolina ni gasoil.

José Guerra alertó que el Estado no tiene cómo cumplir con el pago de 2 millardos de dólares. Anunció que la Comisión de Finanzas prepara un proyecto de ley para proteger los activos nacionales./EN