1

dolares

 

Una de las mayores petroleras estatales de China, Sinopec, demandó a Petróleos de Venezuela ante un tribunal estadounidense por incumplir un contrato, publicó Finantial Times.

La demanda es por 23,7 millones de dólares más daños punitivos, por un contrato suscrito en mayo de 2012 para suministrar varillas de acero por 43,5 millones de dólares, la mitad de los cuales sigue sin pagar, de acuerdo con documentos judiciales vistos por el medio.

Aunque el monto puede parecer pequeño, la demanda deja en evidencia el gran colapso en las relaciones entre ambas empresas. Sinopec formó parte de las inversiones y los préstamos chinos a Venezuela que sumaron más de 62 millardos de dólares entre 2007 y 2016, según la base de datos de financiamiento entre China y América Latina de Inter-American Dialogue, un grupo de expertos consultados por FT.

Una de las cosas que más destaca de la demanda es el lenguaje que usó la petrolera china contra Pdvsa. Sinopec acusa a la estatal venezolana de utilizar un “caparazón descapitalizado con el único propósito de evitar que Sinopec tenga un remedio” y dice que su conducta “constituía tergiversaciones intencionales, engaño y ocultamiento de hechos materiales” que involucraban “engaño deliberado” y una conspiración coordinada entre varias unidades de Pdvsa. (EN)