luisaortegadiaz09

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, instó a los gobiernos del mundo y a la comunidad internacional en general a dar apoyo y hacer cumplir, como fuerza de ley, las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, la primera de ellas, el enjuiciamiento y detención del presidente Nicolás Maduro por corrupción en el caso Odebrecht.

Ortega Díaz, invitada especial de la asamblea de medio año de la Sociedad Interamericana de Prensa, que se celebró en Medellín, dijo que el reconocimiento a la decisión del TSJ es fundamental para que se libre una orden de captura del presidente de Venezuela e Interpol lo incorpore a su lista alerta roja, lo que a su juicio se necesita para que el país salga de la tragedia en la que está sumido.

Hizo un llamado a la Fuerza Armada  a cumplir y respetar la Constitución: “Si dictan la captura (de Maduro) y ellos la ejecutan, se llenarán de gloria, serán reconocidos y premiados por la historia, serán los protagonistas de la reconstrucción del país”.

Venezuela fue tema en el cierre de la reunión de la SIP en un panel en el que participaron, además de Ortega Díaz, María Corina Machado (con un mensaje en video), Jony Rahal, diputado a la Asamblea Nacional; el ex presidente de Bolivia Jorge Quiroga y Asdrúbal Aguiar como moderador.

En sus intervenciones, los panelistas coincidieron en que el drama de Venezuela es conocido en todo el mundo a pesar del ataque y acoso a los medios de comunicación.

“En Venezuela la verdad ha sido criminalizada y expresarla es considerada como una conspiración. Cuando el gobierno no puede cambiar un medio lo compra”, dijo la fiscal, quien aseguró que el afán del gobierno por ocultar sus crímenes ha llevado a tratar de invisibilizar la muerte de Oscar Pérez y manipular el caso de la reciente muerte de los presos en una cárcel de Carabobo, donde, aseguró, no murieron 68 privados de libertad sino 120.

“El régimen intenta esconder que en Venezuela se vive una nueva forma de genocidio. ¿Cómo explicar el hambre de la población, la falta de acceso a medicamentos, la inseguridad integral, la tragedia humanitaria?”, señaló.

Repudio a la seudoelección. En su intervención María Corina Machado también pidió reconocimiento internacional a las decisiones del TSJ que sesiona en Bogotá, para avanzar en el enjuiciamiento de Maduro por corrupción.

También solicitó:

–Desconocimiento “de la seudoelección del narcofraude del  20 mayo”.

–Incremento de sanciones a los culpables de violación de derechos humanos, de narcotráfico, de corrupción; a sus testaferros y empresas asociadas.

–Creación de un fondo para la recuperación de Venezuela con los recursos de la corrupción, que han sido identificados y deben ser incautados.

–Ayuda humanitaria  inmediata, como sea, para hacer llegar a Venezuela comida y medicinas de una vez por todas.

Afirmó que el régimen de Maduro está en su punto de mayor debilidad, “aislado, desnudado y fragmentándose en el interior”.

Expresó que el impacto en la región  de lo que ocurre en Venezuela es evidente. “Este régimen se propuso hacer de Venezuela un país de exiliados o de esclavos. No esuna dictadura convencional, es una narcodictadura, un régimen criminal que ha permitido que en el país se asienten redes internacionales como  carteles del narcotráfico, grupos de terrorismo islámico y guerrilleros”, indicó. “Es hora de avanzar en esa ruta que va a llevarnos a la ruta de la transición”, agregó.

Dijo que los venezolanos han resistido solos durante casi 20 años. “Hoy necesitamos de los gobiernos democráticos del mundo para que actúen de manera firme y decidida para lograr la transición, que no será producto de una elección, porque ese camino lo cerraron definitivamente al imponer a sangre y fuego una ilegítima y fraudulenta constituyente, que ha usurpado todos los poderes públicos y que quiere servir de máscara de seudolegitimidad para mantenerse en el poder indefinidamente”.

Expresó que los venezolanos tienen las ganas, el conocimiento y la experiencia para lograr una comunidad próspera, que necesita justicia, oportunidades y sobre todo libertad de información y expresión para controlar a quienes ejercen el poder con el fin de que nunca más se instaure una tiranía en Venezuela.

“Hoy más que nunca necesitamos de ustedes, es una lucha de orden existencial y por eso la vamos a ganar”, concluyó./EN