juanguaido voluntariadoporvenezuela11

En el marco de una rueda de prensa convocada por el movimiento Soy Venezuela para hacer pública su solicitud al presidente encargado, Juan Guaidó, de "instrumentar sin dilación"y de forma prioritaria la apertura de un canal internacional de ayuda humanitaria para el país, María Corina Machado mencionó que "el objetivo real es sacar de raíz a un Estado criminal".

"No vamos a permitir que usen el hambre y la ayuda humanitaria como mecanismo de apaciguamiento o distracción", agregó.

"Lo único que va a permitir que Venezuela salga de este horror es la ruptura definitiva del Estado criminal y la salida de Maduro y sus mafias."

Además, mencionó que "no se trata solamente de anunciar acopios de alimentos y medicinas, tienen que llegar, llegar a un país que muere de hambre, muere de mengua. Sigan nuestra transmisión".  Mientras que considera que "el ingreso de los alimentos e insumos alivia, pero no resuelve el problema de fondo."

Por su parte, el Consejo Consultivo de Soy Venezuela hizo mención a la Asamblea Nacional. "Hacemos un llamado a la Asamblea Nacional para que inmediatamente proceda a la activación del Artículo 187 de la Constitución, para autorizar el uso de una fuerza multinacional en caso de persistir las trabas para la distribución de la ayuda humanitaria en el marco de la Responsabilidad de Proteger (R2P) de la comunidad Internacional en auxilio de los venezolanos", se puede leer en el documento publicado por el partido.

De igual modo, solicitaron la activación "inmediata" del R2P en Venezuela, requiriendo a Brasil, Colombia y Estados Unidos intervenir el país "con los métodos necesarios" con el fin de proteger a la población.

"Intervengan en nuestro país llevando a cabo actos humanitarios en defensa de la persona humana y en apoyo a la satisfacción de inalienables derechos humanos básicos, está plenamente justificado y tiene prioridad por encima de la norma de no intervención establecida en la Carta de las Naciones Unidas"./2001 La red "Voluntarios por Venezuela", en la que desde el domingo han comenzado a registrarse personas que desean contribuir en el ingreso y distribución de la ayuda humanitaria, ya cuenta con más de 10.000 profesionales de la salud que respaldarán la atención médica a poblaciones vulnerables.

El coordinador de esta red, Roberto Patiño, explicó este lunes a Efe que en las primeras 18 horas desde que se anunció el voluntariado, se cuentan "más de 100.000 personas registradas, de las cuales más de 10.000 han manifestado ser profesionales de la salud".

"Todos estos profesionales de la salud van a ser quienes van a poder apoyar en atender y respaldar las actividades de la ayuda humanitaria cuando se disponga" brindando atención primaria a los ciudadanos más vulnerables, dijo Patiño.

La oposición, que no reconoce la legitimidad del nuevo mandato que juró el presidente Nicolás Maduro el pasado 10 de enero, señala que Venezuela padece una crisis humanitaria y ha pedido el ingreso de ayudas para hacer frente a la situación.

Pero Maduro y su Gobierno niegan que el país esté en crisis, y rechazan recibir el apoyo alegando que podría dar paso a una "invasión armada" que desaloje al chavismo del poder, que ejerce desde 1999.

Entre tanto, la ayuda humanitaria ya se acopia en la ciudad colombiana de Cúcuta y comenzará a entrar al territorio del país caribeño en los "próximos días", según afirmó este domingo el jefe del Parlamento y líder opositor, Juan Guaidó, que el 23 de enero pasado anunció asumir las funciones de presidente encargado.

"Tenemos un promedio altísimo de 12 registros por segundo lo que demuestra el gran potencial y la energía que tiene la gente para ser parte de este gran movimiento de solidaridad y apoyo", dijo Patiño.

Patiño detalló a Efe que tras la fase de registro, la primera tarea del voluntariado será "hacer pedagogía de la ayuda humanitaria" explicando, de qué se trata, cuáles son las poblaciones que requieren de la ayuda y cuál será su alcance.

La segunda fase de trabajo del voluntariado será la identificación de poblaciones vulnerables y en tercera instancia se "trabajará en contraloría social, en poner ojos sobre la ayuda humanitaria para evitar que haya ningún tipo de pérdidas", explicó.

Además detalló que el voluntariado se desplegará en cada uno de los estados del país "dando apoyo no solamente para el tema del ingreso de la ayuda humanitaria sino también con lo referente a respaldar las organizaciones que desde hace tres años ya están trabajando en ejecutar la ayuda".

"Estimamos que la primera etapa (de la ayuda) aproximadamente unas 300.000 personas que están en situación de vida o muerte (...) puedan recibir toda esta ayuda y para eso se ha hecho el llamado a la Fuerza Armada para que permitan su ingreso", recalcó Patiño.

Guaidó ha insistido en llamar a los miembros de la Fuerza Armada a no impedir que ingrese al país la ayuda a la vez que ha hecho hincapié en que está "muy claro" que "la civilidad (...) va a respaldar sin duda alguna el ingreso de la ayuda humanitaria".

El jueves, varios camiones llegaron al puente Tienditas, una moderna infraestructura que todavía no ha sido inaugurada y que une a Cúcuta (Colombia) con la ciudad venezolana de Ureña, en el estado de Táchira.

Según ha denunciado la oposición venezolana, el puente ha sido bloqueado por militares, pero este viernes el denominado "protector" de Táchira -un cargo paralelo a la Gobernación de ese estado-, Freddy Bernal, ha dicho que los obstáculos en esta infraestructura no son nuevos./EFE