fao08

La FAO sigue con especial preocupación la situación de Venezuela, el país donde más aumentó la desnutrición, con 600.000 nuevos casos entre 2014 y 2017, para llegar a un total de 3,7 millones, lo que equivale al 11,7 % de la población.

Según las cifras del organismo, la crisis política, económica y social en Venezuela echó al traste los avances en la reducción del hambre que la nación logró entre los años 2000 y 2010, cuando pasó de 16,3 millones de desnutridos a 3,6 millones.

El representante regional de la FAO, Julio Berdegué, señaló que la FAO ha instado al Gobierno venezolano a “considerar la posibilidad de recurrir a la cooperación internacional de carácter humanitario” para paliar la escasez de alimentos, pero las autoridades de Venezuela han descartado esa posibilidad.

La Organización de las Naciones Unidas presentó este miércoles en Santiago de Chile el informe “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2018”, elaborado junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Unicef y el Programa Mundial de Alimentos (WFP).

América Latina está perdiendo “por paliza” la carrera contra la obesidad y el sobrepeso, una condición que afecta a 250 millones de personas en la región, el 60 % de su población, afirmó el representante regional de la FAO, Julio Berdegué./EFE