isnardobravo25

Luego de ser liberado, tras estar detenido nueve horas en la sede de la Dirección General de Inteligencia Militar (Dgcim), el periodista Isnardo Bravo indicó que su prohibición de salida del país existía desde el mes de febrero y que esta "alerta silenciosa" se activa una vez que la persona intenta ir a otra nación.

Agregó que mientas estuvo detenido lo trataron con mucho respeto tanto en la oficina del Saime, en Maiquetía, como en la sede del Dgcim, en Boleíta. "En ningun momento hubo un trato que pueda calificar como abusivo" sostuvo.

Indicó que no dirá algo negativo o contrario sobre el trato hacia él puesto que "yo soy una persona seria, yo soy periodista, y los periodistas decimos la verdad".

"Lo único que puedo decir es que la investigación es sobre el caso Óscar Pérez, me tomaron declaración". Apuntó que firmó una caución "para que no dé declaraciones sobre el caso" y que "obviamente" lo cumplirá.

Bravo señaló que es una investigación en la que lo llamaron como testigo del caso y no como imputado.

Isnardo Bravo enfatizó que su posición sobre lo que sucede en el país es "pública, no me reúno con nadie, no conspiro, no tengo amigos militares, no tengo nada que ocultar, no tengo nada que temer. En todo momento estuve tranquilo".

Según informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (Sntp), el comunicador quedó en "total libertad y no tiene ninguna citación adicional. Le fueron devueltas todas sus pertenencias, incluido su pasaporte, el de su hija, su equipaje y su teléfono"./2001