nicolasmadurocontentoenchina13

El presidente Nicolás Maduro, dijo que aspira que la visita de Estado que dispensa a su homólogo chino Xi Jinping marque "una nueva era" en las relaciones entre su país y el gigante asiático, en declaraciones que difundió este jueves la televisión estatal VTV.

"Vengo con grandes expectativas (...), esta visita (...) va a marcar una nueva era en las relaciones entre China y Venezuela, anótenlo, escríbanlo, vamos a una nueva era de relaciones", dijo el mandatario a su llegada a China.

"Vamos a engrandecer todo lo que ya construimos junto al comandante (Hugo) Chávez y hemos construido en estos años de brega, de trabajo", añadió.

Más adelante, Maduro indicó a través de su cuenta de Twitter que su viaje fue "exitoso y sin contratiempos".

China es, desde la pasada década, uno de los más importantes socios comerciales de Venezuela, país que le paga gran parte de los créditos e importaciones con crudo, fuente energética de la que el país suramericano posee las mayores reservas del planeta.

Esta visita de Maduro a China, que estuvo precedida por la de su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, ha sido criticada por la oposición, que teme que Venezuela adquiera nuevas deudas.

Aunque no especificó qué acuerdos desea alcanzar, Maduro dijo que aspira "darle un gran empuje a las inversiones energéticas, a las inversiones económicas, y al comercio" entre ambas naciones.

"Vengo con grandes expectativas (...), China es nuestra hermana mayor (y) voy a estar muy feliz cuando en la mañana del viernes esté reunido al lado de nuestro hermano Xi Jinping", dijo el venezolano.

Esta visita de Estado ocurre cuando Venezuela enfrenta una severa crisis económica que se traduce en hiperinflación y escasez de todo tipo de productos, fenómenos que obligaron a Maduro a lanzar un paquete de medidas que opositores y expertos estiman incompletas e impertinentes./EFE