edgarzambrano07

Edgar Zambrano, presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional, aseguró que dos de los nueve policías metropolitanos procesados injustamente por las muertes registradas en abril del 2002 cumplieron la pena y se mantienen en prisión por decisión del tribunal.

El cabo primero Arube José Pérez, condenado a 17 años y 10 meses de prisión, y el subcomisario Marco Hurtado, sentenciado a 16 años y 8 meses de prisión, tienen más de 15 años presos y sin recibir los beneficios procesales que les corresponden, de acuerdo con lo dispuesto en el Código Penal y en la Ley de Redención Judicial de la Pena por el Trabajo y el Estudio.

Zambrano destacó que en el expediente que reposa en un tribunal del estado Aragua se evidencia que los funcionarios han trabajado desde que se encuentran en prisión y a la fecha el juez que conoce la causa no ha decidido disminuir la pena. “Eso es denegación de justicia. Si de verdad se quiere paz y reconciliación la justicia debe llegar a tiempo”, indicó.

El parlamentario señaló que los funcionarios Héctor Rovaín, Erasmo José Bolívar y Luis Enrique Molina también deben recibir las medidas sustitutivas que les permitan estar en libertad.

Solo Julio Rodríguez, Henry Vivas, Lázaro Forero y el ex jefe de Seguridad de la Alcaldía Mayor, Iván Simonovis, condenados a penas de 30 años de prisión, han recibido las cautelares por razones de salud.

“Darles la libertad plena u otorgarles las medidas cautelares sustitutivas de libertad que se aplican en estos casos es sencillamente un acto de justicia. Saben que estos hombres han presentado conductas intachables. El tribunal ha emitido opiniones favorables, pero aún siguen confinados en la cárcel de Ramo Verde”, expresó.

La Comisión de Defensa, que también ha seguido los casos de los militares detenidos en los últimos meses, informó que en los próximos días acudirá al Vaticano con el fin de presentar estos casos de violaciones a los derechos humanos. No descartó dirigirse al Ministerio Público para insistir en la libertad de estos funcionarios./EN